fotogarfia

Amantes de la pintura que pasan por "la ciudad de la luz" no se pierden una visita a la casa y jardines del insigne pintor Claude Monet donde residió y creó muchas de sus obras. El más importante maestro del impresionismo residió muchos años en esta casa de Giverny y fue creando el jardín a su gusto llevado por su pasión por la jardinería. Hizo construir un puente y un estanque y llenó el lugar de flores exótivas de gran belleza que a la vez se convirtieron el modelos para sus obras. Pasear por el jardín es como penetrar en algunos de sus bellos y coloridos cuadros.

fotogarfia

fotogarfia

Esta casa propiedad del pintor donde residió hasta su muerte en 1926 se encuentra abierta al turismo así como todo el jardín perfectamente cuidado y que gestiona la Fundación Monet. La casa consta de dos plantas y conserva todo el mobiliario y la decoración que tenía el pintor en vida. Destaca el estudio-taller donde pasaba las horas pintando, aunque pintaba mucho también en el jardín, así como su dormitorio y el de su esposa con todos los enseres de la época en que la familia vivía una vida tranquila y placentera.

fotogarfia

fotogarfia

En el salón azul que era la sala de lectura se encuentra una colección de estampas japonesas a las que el pintor era muy aficionado y llegó a tener más de 200 de gran valor para coleccionistas. El jardín consta de dos partes, la que se encuentra frente a la casa y que se denomina "Clos Norman" y atravesando la carretera se encuentra el "Jardín del agua" donde luce con todo su esplendor un puente japonés rodeado de flores. Lugares llenos de nenúfares, lirios, sauces llorones, flores de mil colores, etc, que recuerdan de forma viva muchos de los cuadros del pintor.

fotogarfia

fotogarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: