Japon Cultura

JAPÓN posee una CULTURA muy diversa y rica, influenciada por su historia y origen, pero si bien es cierto que el poderío de un país y su superioridad ante otros se mide con base en su capacidad económica, bélica y diplomática; hemos de reconocer que el verdadero potencial de cualquier nación no se encuentra en ninguno de los factores antes mencionados, si no en las personas que lo integran, su ciudadanía.

A continuación, se hablará de la cultura de Japón y de algunas de sus características más importantes que han forjado la esencia de sus ciudadanos y le ha permitido posicionarse como una potencia mundial y vanguardista en la actualidad.

La cultura de Japón está muy lejos de ser perfecta, pero tiene algunos puntos rescatables muy interesantes y dignos de analizar; pero antes de ver estos puntos, primero debemos de comprender el origen de su cultura.

Japón pasó por un proceso histórico muy diverso en el que la influencia extranjera tuvo un rol muy importante (seguido de un periodo de aislamiento), ya que a Japón llegaron una gran cantidad de extranjeros provenientes de Asia y lugares circundantes. La presencia de estos extranjeros tuvo tal relevancia, que se llegó a adoptar un balance común entre culturas. China (otra potencia mundial en la actualidad) fue una cultura que influyó enormemente en Japón y sirvió de base para la creación de su idioma, el japonés. Por ello, los kanji japonés y chinos son muy similares, teniendo algunas leves diferencias en significado. Sin embargo, el verdadero crecimiento de Japón ocurrió tras la segunda guerra mundial (en 1945), en donde un país desmoralizado a causa de la guerra, tuvo que levantarse y prosperar.

He aquí algunos de los puntos más relevantes de la cultura de Japón:

Educación:

Debido a la poca área geográfica de Japón y a su gran densidad poblacional, la competencia entre sus mismos ciudadanos es acérrima. La educación es sumamente relevante en Japón, tanto así, que los padres de familia de cualquier hogar hacen hasta lo imposible para darles la mejor educación a sus hijos y estos les corresponden a sus padres aprovechándola al máximo.

Calidad (hacer las cosas bien y a la primera, optimizando recursos):

Algunos de los principales gurús de la calidad nacieron en este país con el fin de incentivar estrategias comerciales sanas y efectivas, pero la calidad también forma parte del estilo de vida en Japón y cada ciudadano busca practicarla en cada una de sus funciones y tareas cotidianas.

Naturaleza:

Debido a la falta de recursos naturales en este país, en Japón se busca conservar un equilibrio con la naturaleza basada en su comprensión, aprovechamiento y respeto. La armonía con el medio que los rodea es un punto esencial en esta cultura.

Valores:

La estructura moral de los ciudadanos de Japón es digna de ser un ejemplo a seguir. Entre los principales valores que distinguen a esta cultura se encuentran:

La puntualidad.

El respeto a sus superiores o gente desconocida.

Relaciones sociales basadas en el honor, obligación y deber.

Los principios básicos y la moral rigen sus acciones en todo momento.

Los índices de robo y asesinato en Japón son de los más bajos a nivel mundial.

Tienen uno de los índices más bajos en piratería.

Trabajadores:

Los ciudadanos en Japón se caracterizan por ser una sociedad muy trabajadora, dedicando muy pocas horas al entretenimiento o placer (incluso, dan entre 13 o 14 horas diarias a su labor si es requerido), llegando a valorar el lugar donde trabajan como su segunda casa, a la cual respetan y estiman, independientemente de su puesto, salario o condición. En Japón es muy poco común que alguien se queje del lugar donde trabaja y existe muy poca rotación, además, las empresas les ofrecen muchas más prestaciones a sus empleados que las de occidente.

Muy por el contrario a lo que ocurre en occidente, cuando se quiere realizar una huelga en Japón (algo muy poco común), los empleados trabajan más duro y por más horas, con el fin de crear una sobreproducción que genere pérdidas a la empresa.

Religión:

La mayoría de los ciudadanos en Japón no están afiliados a una religión en específico, sino que más bien sintetizan las características de muchas religiones a su vida cotidiana. El Shinto es la religión nativa de Japón, pero también esta cultura ha sido altamente influenciada por el Budismo (practicada por la mayoría de los japoneses). En Japón se busca el conocimiento y reconocimiento del ser interno de cada individuo, todo lo contrario al lado occidental.

Espero que esta información les haya sido de interés. La cultura de Japón es muy extensa y diversa. Si están interesados en conocer más sobre su cultura, pueden visitar las siguientes fuentes:

ecured.cu; mexicodiplomatico.org; pendientedemigracion.ucm.es.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: