fotografia

El origen del nombre le viene de la localidad de York donde lo elaboró por primera vez un cocinero en 1860 y que se comenzó a exportar siempre con este nombre y cuando se producía en otro lugar se le añadía "al estilo de York". El jamón York se elabora cociendo con agua y sal la carne de las patas traseras del cerdo, en ocasiones añadiendo algún condimento, pero según informa la OCU (Organización Consumidores y Usuarios), la mayoría de jamón York que compramos no está hecho con la parte trasera del cerdo sino con carne de otras partes que es mucho más barata.

fotografia

Cuando el jamón cocido lleva carne de otras partes del cerdo debe decir en la etiqueta "fiambre de cerdo" y debemos saber que cuando leemos "extra jugoso" lo que quiere decir es que contiene más agua. El jamón York o jamón dulce es uno de los productos más recomendados dentro de una dieta equilibrada pero en muchas ocasiones no sabemos exactamente que es lo que compramos. En muchos casos para conseguir un jamón dulce con muy buen aspecto se le añaden féculas, por lo general patata, pero que aparece en la etiqueta como glucosa.

fotografia

Según los expertos "se suelen usar ingredientes más baratos para reducir la materia cárnica y ahorrar costes". Por tanto, la proporción de carne cuando compramos jamón York suele ser el 50%, el resto lo componen agua, azúcar, sal, fécula de patata y proteínas vegetales. Según el Real Decreto 474/2014 son varias las denominaciones bajo las que se puede encontrar el llamado jamón dulce según su preparación y todas son aptas para el consumo, no obstante, los más exigentes solemos comprar jamón York extra, que parece que es el que inspira más confianza pero... ¿estamos en lo cierto?.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: