JAMÓN SERRANO TRADICIÓN ESPAÑOLA

 

JAMÓN SERRANO, una delicia española  y acompañado de un buen vino es una delicatessen para el paladar.

El jamón es tan TÍPICO en España como el vino, no entendemos lo uno sin lo otro o como los toros, así nos conocen fuera de nuestras fronteras.

Pero lo que no saben es la cantidad de trabajo que da elaborar un buen jamón, no es cogerlo del pobre cerdito y ala a comer.

Elaborar un producto de tan buena calidad y además de forma artesanal no es fácil, y debe de pasar por distintas fases.

Como ya sabemos el jamón proviene de las patas traseras del cerdo y se obtiene a partir de la salazon y secado al aire.

Ahora bien si fueran de la parte delantera ya no serían jamones sino paletillas, lo cual no evita que sigan siendo buenísimas.

Tenemos el jamón ibérico que es el que ha comido bellotas durante el engorde, o el de jabugo.

El JAMÓN curado tiene tres denominaciones, la primera, es la de jamón serrano de bodega que tiene un proceso de curación de 9 a 12 meses, la segunda es la de  jamón serrano reserva, que va desde los 12 a los 15 meses y por ultimo jamón serrano gran reserva que tiene periodos de curaciones a partir de los 15 meses.

Es muy de tradición española que en los restaurantes se sirva un poco de jamón a la hora del vinillo, como dicen en el pueblo los mayores, pero los españoles tomamos jamon muy a menudo nos gusta utilizarlo en las celebraciones, al menos por la parte sur donde el cerdo es criado para su venta a los supermercados.

También nos gusta utilizar el jamón, en bodas, bautizos, banquetes, siempre como entremeses, o como tapa.

Además es un producto muy natural que no necesita colorantes, y muy bueno en vitaminas B1 y B6.

Naturalmente España es el principal productor de jamon y de paletillas y se venden estupendamente en la Comunidad Europea.

Jamón Serrano una vez curado en la mesa no está sobrando.

Jamón Serrano después de un proceso de elaboración.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: