fotografia

Con la normativa actual, muchos alimentos que tomamos no son lo que parecen ya que muchos de ellos tienen truco y han intervenido en su elaboración elementos que no son los que antes consumíamos. Hay ciertos jamones de pata negra que no son de pata negra aunque su color lo sea. Son cerdos cruzados con la raza DUROC, norteamericana. No han sido alimentados con bellotas ni han retozado por dehesa alguna, se han criado en granjas industriales con piensos especiales para su engorde. Estos cerdos no han visto la luz del sol, ni los árboles ni naturaleza alguna y no saben que sabor tienen las bellotas.

fotografia

Mucha culpa de que florezcan estos negocios de falsos jamones de pata negra así como de otros productos no auténticos, la tenemos los consumidores ya que sabiendo lo que cuesta un jamón Ibérico de Bellota, tendríamos que rechazar uno más barato por mucho que tenga la pata negra. En la actualidad hay muchos productos que no son lo que parecen, como el famoso queso de oveja del Roncal. Es queso de oveja pero... ¿de que oveja?. La nuestra, la Carinegra Laxta, es la que se supone produce la leche para la elaboración de este prestigioso queso y que se ha criado desde hace siglos en los pastos de los Pirineos.

fotografia

Pero con la modificación introducida en la Denominación de Origen se permite utilizar para la fabricación de este queso del Roncal, leche de ovejas de la raza ASSAF, que es una oveja oriunda de Israél y que se ha importado y que está proliferando su crianza debido a su alta producción de leche. Estas ovejas están encerradas en corrales, dedicadas a producir leche y no han visto el campo en toda su vida. Las etiquetas de estos productos pone "de cebo" como símbolo de calidad, lo que no dice es con que tipo de piensos especiales han sido cebados.

fotografia

Los componentes que intervienen en un producto alimenticio, deberían tener una etiqueta (no con letra pequeña) que especifique los componentes que han intervenido en la elaboración para evitar así que nos den gato por liebre ya que aunque esté autorizado por ley , la intervención de sucedáneos, poco a poco harán que se vayan perdiendo los auténticos sabores de los productos de nuestra tierra. En otro orden de cosas, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), después de realizar varios análisis, ha denunciado que varias primeras marcas del aceite de oliva , etiqueta el producto como "aceite extra virgen", cuando en realidad es solamente "virgen", lo que hace que lo vendan desde fábrica un euro más caro. Estas primeras marcas venden su producto a Eroski y al Corte Inglés, llegando al consumidos como un producto de calidad pagándolo mas caro, por lo que es víctima de un engaño.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: