Inglaterra

Jack el destripador

Es una leyenda británica del siglo XIX basada en hechos reales, a la vez que un hecho sin resolver aun ciento veintiséis años después de acontecer, que ha cautivado y sigue cautivando a investigadores, criminólogos y laicos.

Jack el destripador, el monstruo de Londres, es una de las investigaciones que más ha atrapado a gente como escritores, investigadores, detectives, policía…

Cuenta el año 1888. En el distrito londinense llamado Whitechapel, un asesino en serie comete atrozmente varios crímenes. La matanza de una serie de prostitutas mantiene a Londres en velo y gran agitación emocional. Todos aquellos crímenes llevaban la misma firma o modo operandi: se estrangulaba, degollaba y mutilaba a las víctimas con arma blanca, mientras una serie de cartas anónimas llegaban a la oficina de Scotland Yard. Se conservan algunas de ellas en los archivos. El asesino extrajo los órganos a varias de sus víctimas. El manejo de los cuerpos evidencia el conocimiento del cuerpo humano y de cirugía, puesto que los cortes y la extracción de los órganos fueron muy precisos.

Los casos nunca han sido resueltos y han alimentado la imaginación de escritores, quienes escribieron una serie de libros sobre Jack el Destripador, apodo con el que se conoce al monstruo en todo el mundo, así como novelas de ciencia ficción, y cineastas, que llevaron a este asesino a la gran pantalla. Incluso, han surgido imitadores de este misterioso personaje.

Aún hoy se investiga su caso buscando nuevas pruebas, recogiendo pruebas antiguas, analizándolas de nuevo con métodos de nueva tecnología con los que no contaban en el siglo XIX, como por ejemplo pruebas de ADN a través de manchas de sangre y huellas dactilares. No obstante, los resultados obtenidos no se pueden cotejar con ninguna base de datos de la época, lo cual dificulta extremadamente la identificación del autor.

Actualmente se sospecha de quien pudiera haber sido, se llegó a creer incluso en una mujer como posible asesina o ayudante del verdadero matón. Tal vez será una incógnita nunca resuelta, quizás sí se identificará al verdadero Jack el destripador. Pero sea como sea, nunca pagará por lo que hizo en vida.

Tal vez sea el caso que más tiempo haya quedado abierto y sigue teniendo muchos seguidores interesados en esta historia.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: