fotografia

fotografia

El bosque de Halle, al sur de Bruselas, cuando llega abril se convierte en una alfombra azul al florecer los jacintos salvajes. La pequeña ciudad de Halles no llega a los 50.000 habitantes y se encuentra en el lado flamenco de la frontera entre Valonia y Flandes y a escasos 15 kilómetros de Bruselas y a una misma distancia de Waterloo, donde Napoleón fue derrotado. El bosque llamado Hallerbos (que significa bosque de Halle) es un atractivo para el turismo que visita Bruselas ya que recibe muchas visitas, especialmente en primavera cuando los jacintos salvajes florece.

fotografia

fotografia

Campanillas y jacintos silvestres forman una alfombra azul  que invita a fotografiar con sus colores intensos y de belleza sin igual. Hallerbos es un bosque de cuento de hadas que comienza a pintarse de azul en abril y se mantiene hasta final de mayo tapizando de flores más de 500 hectáreas. De vez en cuando en este idílico paisaje aparecen algunos ciervos que viven en este bosque y en paisajes cercanos.

fotografia

Estos bellos ciervos observan a los visitantes entre sorprendidos e intrigados de que alguien se adentre en los territorios que son su paraíso donde ellos viven felices y se reproducen en total libertad y disfrutando de la naturaleza. Este regalo de la naturaleza pertenece a la larga historia de Bélgica y ha pasado por varias manos desde Felipe IV, después perteneció a Francia durante la ocupación de Napoleón, al ser derrotado por los ingleses pasó a manos de estos, despuésperteneció a los países Bajos y en el siglo XX talaron muchos árboles durante la guerra para su suministro que casi destruyen el bosque y desde 1929 pasó a ser propiedad del Estado Belga.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: