La isoleucina es uno de los aminoácidos esenciales que forman parte del grupo de los aminoácidos de cadena ramificada (BCAA, por sus siglas en inglés). El cuerpo la emplea para sintetizar las proteínas y para producir energía cuando se practica ejercicio físico.

Una vez ingerida, la isoleucina es absorbida por el intestino delgado y transportada por la sangre hasta el hígado, donde una parte se canalizará para la síntesis proteica, la otra se catabolizará con la ayuda de vitamina B12 para producir energía.

Funciones y beneficios de la isoleucina

Además de ayudar en los mecanismos de producción de energía, también favorece la recuperación muscular postentrenamiento junto con otros dos BCAA: la valina y la leucina. La falta de isoleucina provoca cansancio muscular. También es necesaria para producir hemoglobina y para regular los niveles de azúcar en sangre.

Los suplementos de isoleucina ayudan al organismo a quemar más grasa

Un estudio reciente demostró que los BCAA (entre los cuales se encuentra la isoleucina) favorecen la reducción de grasa. Esto se debe, principalmente, al efecto de la leucina, que aumenta la tasa metabólica en reposo o tasa metabólica basal. Pero otro estudio realizado por investigadores japoneses descubrió que la isoleucina por sí sola ejerce el mismo efecto.

En este segundo ensayo, los científicos hicieron engordar a unos ratones durante 6 semanas dándoles alimentos ricos en grasa. Durante las últimas cuatro semanas, uno de los grupos recibió isoleucina en su dieta. La suplementación con isoleucina redujo el aumento de la masa grasa. La cantidad de ácidos grasos en los músculos y en los riñones también fue menor en el caso de los ratones que tomaron isoleucina. Los investigadores llegaron a la conclusión de que este aminoácido activa las proteínas UCP2 y UCP3, que incrementan el metabolismo.

La isoleucina es una potente aliada del corazón

Se entiende como síndrome metabólico el conjunto de los factores de riesgo que pueden provocar el desarrollo de diversas enfermedades cardiovasculares y de la diabetes tipo 2. Un estudio llevado a cabo con ratones de laboratorio mostró que la isoleucina puede ser una potente aliada en el tratamiento de estos problemas. Los ratones que recibieron la suplementación de isoleucina mostraron más señales de resistencia a la aparición de enfermedades cardiovasculares y de diabetes tipo 2.

Fuentes de isoleucina

Las principales fuentes de L-isoleucina son los alimentos de origen animal (como las carnes en general, los huevos o la leche y derivados), diversos alimentos de origen vegetal (como el arroz integral, las habichuelas, los frutos secos, la soja o el trigo integral), algunas frutas, el sésamo, la calabaza y la patata (estos últimos en menores cantidades).

La dosis diaria recomendada de isoleucina

Se aconseja consumir un mínimo de 600 o 700 mg diarios de isoleucina, lo que normalmente se consigue a través de la alimentación. Se deben ingerir cada día entre 10 y 12 mg de isoleucina por kilo de peso. Las personas que practican deporte y/o musculación pueden ver mejorado su rendimiento si aumentan estas cantidades.

La deficiencia de isoleucina

Si tu cuerpo se ve privado de isoleucina, puede que empieces a notar mareos, depresión, fatiga muscular y una mayor tendencia a irritarte. La deficiencia de isoleucina es más común en las personas que ingieren poca proteína, como los vegetarianos. Los atletas que entrenan en altitudes elevadas pueden necesitar una mayor cantidad de isoleucina, ya que agotarán sus reservas más rápidamente.

Síntomas de exceso de isoleucina

No se han documentado síntomas asociados con la ingestión de grandes cantidades de este aminoácido. Sin embargo, si sufres problemas renales, deberías reducir el consumo de isoleucina y de proteína, en general. También es probable que orines con más frecuencia. En todo caso, estas situaciones deberán ser vigiladas por tu médico de cabecera.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: