Inversión en Bolsa

Invertir en Bolsa, no es un juego. Hay que tener en cuenta muchos conceptos, para no quedar desplumado, a la primera de cambio. Hay gente que invierte en Bolsa, por probar, sin conocimiento alguno. Pierde la totalidad de la inversión, y nunca más quiere oír hablar de ella. Le produce aversión, para el resto de su vida. Para que esto no nos ocurra a nosotros, debemos tener claras, una serie de pautas:

1.- No podemos lanzarnos a la piscina sin saber nadar. Si queremos invertir, debemos formarnos y leer antes. Debemos leer mucho. En Internet hay infinidad de páginas con información y libros, que nos ayudaran. Por lo menos, recomendaría un año de lectura, antes de operar.

2.- Una vez que tenemos suficientes conocimientos de análisis fundamental, y análisis técnico, haber leído alguno de los mejores libros, y conocer nuestro perfil como inversor, debemos practicar, pero sin dinero real. Para ello existen simuladores muy buenos en Internet. Os pongo el enlace de uno, que es muy completo y bastante real. Este periodo durará hasta que tengamos, la confianza suficiente.

www.labolsavirtual.com/

Después, necesitamos crear un sistema ganador. Un sistema que a lo largo del tiempo, nos proporcione beneficios. Para ello hay que tener claro, que nadie dispone de un sistema ganador al 100%. Todo el mundo tiene malas operaciones. Se trata, de que las buenas operaciones, compensen con creces, a las malas.

También debemos tener muy claro, cual es nuestro perfil, si queremos ser inversores o traders.

Los inversores generalmente compran acciones, para obtener un beneficio a largo plazo, con los suculentos dividendos, que algunas brindan, y esperando que con el tiempo, también se revalorice el valor de la acción.

Los traders operan a más corto plazo, y obtienen el beneficio en la diferencia de precio. Compran más barato, de lo que venden.

Dependiendo de si somos inversores o traders, elegiremos un broker online, que se adapte a nuestras necesidades. Es recomendable que sea online, porque cobran menos comisiones, que los bancos físicos. Hay muchos y algunos muy buenos, pero hay que asegurarse, que el elegido sea de confianza, y esté regulado por la CNMV (Comisión nacional del mercado de valores).

A la hora de invertir, estas empresas o brokers, disponen de muchos activos, y hay que determinar, que es lo que más nos interesa. Lo más fácil para el que comienza, son las acciones, pero el que se quiera formar, estudiar y adentrar en otros activos, que sepa que también dispone de índices, futuros, opciones, cfd´s, etf´s, forex, divisas, materias primas, etc.

Ya tenemos definido nuestro perfil, un broker online, y una cantidad de dinero razonable, para comenzar a operar en bolsa. ¿Qué más, debemos tener en cuenta?

Es muy importante, tener una gestión del capital. No arriesgar más de lo necesario, cada vez que operamos. Deberíamos emplear solamente, un pequeño porcentaje, del capital total disponible. Es la única manera, de no quedar fuera de juego y perderlo todo.

Ejecutar la órdenes, con stop loss y stop profit. La primera salta, cuando el valor se torne, en dirección contraria a nuestra entrada. La segunda se ejecuta con ganancias. Lo ideal es, cortar las pérdidas, y dejar correr los beneficios.

No dudar nunca del sistema. No cambiar de sistema. Tendremos rachas malas, de pérdidas, que hay que asumir y soportar. Esto hace que tenga sentido, el propio sistema. En bolsa, el peor enemigo, es uno mismo. En los momentos malos, el ser humano duda, se pone nervioso, se altera, y termina por cambiar su sistema. No hacerlo nunca. Si el sistema es bueno, debemos tener confianza.

Resumiendo, lo más importante al principio, es no perderlo todo, y mantenerse a salvo en este gran océano, plagado de peligros, que es la bolsa. Para que una persona gane, otra debe perder. Se estima que solamente, gana un 10% de los inversores. Algunos son profesionales, y viven de ello. Operan con enormes cantidades de capital, y pueden hacer variar el mercado a su antojo, intentando dejar fuera de juego, al pequeño inversor. Pero, el mayor peligro, es uno mismo. Luchar contra la codicia, la ignorancia y la paciencia de cada uno, no es tarea fácil.

Con el tiempo, experiencia y dedicación, se puede empezar a obtener algunos beneficios y hacer que la bolsa sea una divertida inversión, en vez de producirnos, una tremenda aversión.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: