La intolerancia

La intolerancia tiene graves consecuencias para las personas que la sufren, se ven discriminados por pensar de forma diferente a la de los intolerantes. 

La intolerancia es una actitud poco respetuosa hacia quien tiene opiniones diferentes a las de uno mismo. Su principal caraterística es que el intolerante persevera en su oinión, sin escuchar las razones que tiene el otro para estar contra ella. 

Su principal consecuencia es que las personas que no comparten la idea del intolerante son discriminadas, e incluso llegan a sufrir agresiones tanto verbales como físicas. 

La intolerancia se manifiesta de muchas maneras pero siempre lo hace bajo un denominador común y es que el intolerante se cree en posesión de la verdad absoluta. Y va dirigida hacia quienes son de otra raza, contra quienes tienen otra predilección sexual, contra los que  tienen otras ideas políticas o contra los seguidores de otra religión. 

La intransigencia cada vez está más dentro de la sociedad

En algunos casos a lo largo de la historia, la intolerancia ha llegado a destruir, aquello que el intolerante cree que es diferente a él, y por lo tanto no tienen ningú valor y tampoco tiene ningún derecho. 

Pero en la actualidad hay una nueva versión de la intolerancia que se puede considerar como más sutil y cercana. Se trata de la intolerancia de cada individuo, lo que conocemos como intransigencia. 

Ambos aspectos so difíciles de combatir, puesto que están demasiado arraigados en las estrechas mentes tanto de los  intolerantes, como de los intransigentes.

El corto camino que separa la intolerancia del fanatismo

La palabra fanatismo procede del sustantivo latino "fanum" y, significa templo. De este modo, la mejor forma de definir al fanático es: aquél que pertenece al templo. 

Hay muchas clases de fanatismos como pueden ser los fanatismos deportivos, los culturales, los fanatismos religiosos o los fanatismos políticos. 

Las personas fanáticas son consideradas como exaltadas e intolerantes de algún tipo de creencia y,que defienden con afán desmedido y con apasionamiento su causa. 

La intolerancia se puede combatir con aquello de intransigencia contra la intolerancia

La intolerancia y los fanatismos han sido lo culpables de la destrucción de la vida de millones de personas, por el simple motivo de pensar o tener ideas diferentes a las de ellos. 

Esto ha sucedido desde que el hombre empezó a malinterpretar las diferentes ideas que han ido surgiendo a lo largo del tiempo. Y al amparo de eso han surgido los falsos profetas. 

Si se les quiere combatir y terminar con estas prácticas destructivas no estaría mal aplicar su misma lógica, contra la intolerancia es mejor usar la intransigencia. 

 

 

La intolerancia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: