Las principales ciudades de Extremadura multiplicarán en menos de un año su velocidad de acceso a Internet gracias a la puesta en marcha de un proyecto que cuenta con capital público extremeño de la mano de la Sociedad de Fomento Industrial (Sofiex, ahora dentro de Avante).

La llamada red de fibra óptica en hogares llegará a partir del próximo mes de octubre a Badajoz, Cáceres, Mérida y Plasencia con servicios de telefonía, televisión e Internet de 100 megas de velocidad. La empresa asturiana TeleCable, en colaboración con la Junta de Extremadura a través de Sofiex, impulsará un proyecto que iniciará sus obras en los primeros meses de 2011 y que culminará en 2020 con su implantación en un total de 37 localidades de la región.

Ambas entidades constituyeron en abril de 2009 la firma Sociedad Promotora de las Telecomunicaciones en Extremadura (SPTE), que en principio esperaba empezar a prestar servicio a finales de 2010. Sin embargo, la actuación no ha podido iniciar su desarrollo hasta que se han completado los estudios de mercado y la formalización de los acuerdos de colaboración con empresas e instituciones.

Juan García Conde, presidente de TeleCable, apuntó ayer en la presentación de la red en Mérida que la intención es iniciar las obras en la capital autonómica a mediados del próximo mes de marzo. De esa forma, las primeras pruebas con clientes reales se llevarían a cabo durante el verano, lo que daría paso a la contratación directa a partir de octubre. Se estima que en un plazo de tres años la red abarcará 2.700 empresas y 18.900 clientes residenciales en la ciudad.

La oferta comercial para la llamada fibra óptica al hogar (FTTH, siglas en inglés de Fiber to the home) incluirá servicios de televisión, con un paquete básico de 60 canales a los que se podrán sumar otros de pago como Canal+ y Gol TV y películas a la carta; telefonía con llamadas y servicios adicionales; e Internet con banda ultra ancha y una velocidad de 100 megas por segundo. Aún no hay precios cerrados, pero García Conde afirmó que serán muy competitivos y con una mayor calidad que las posibilidades que ofrece el mercado en la actualidad.

La implantación se hará de forma paralela en Plasencia (donde también se dio a conocer ayer el proyecto), Badajoz y Cáceres, con el objetivo de completar el desarrollo a lo largo de 2012. En total, en las cuatro principales ciudades extremeñas se invertirá 50,67 millones de euros.

La vicepresidenta segunda y consejera de Economía de la Junta, María Dolores Aguilar, apuntó que la red llegará de forma progresiva a 279.000 viviendas de 37 localidades de la región en un plazo de diez años, para lo que se destinará 150 millones de euros, lo que supondrá la creación de cien empleos directos.

Por su parte, el alcalde de Mérida, Ángel Calle, recalcó que la fibra óptica es clave para el futuro de la ciudad y que, además de ofrecer mejores servicios para ciudadanos y empresas, permitirá una nueva herramienta para propiciar el acercamiento de los ciudadanos a las instituciones. Calle también recordó que el Consistorio emeritense trabaja en la implantación de su propia red de fibra óptica para conectar los principales edificios municipales y que el Gobierno local prepara una ordenanza para regular el uso de estas nuevas vías de transmisión de información. Para llevar a cabo el proyecto, Sofiex prevé ratificar hoy una ampliación de capital de SPTE, lo que permitirá acometer el proyecto de implantación de la red de fibra óptica en los próximos años.

La firma se constituyó en abril de 2009 con un capital social de un millón de euros, de los cuales el 51% procede de TeleCable (participada en un 92% por Caja Asturias) y el 49% restante de Sofiex. Con la ampliación, la empresa pública regional pasará a contar con un 25% de participación de SPTE. Según apuntó Aguilar, la compañía también se abrirá a entidades financieras y empresas del sector de las telecomunicaciones de Extremadura.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: