“Interiores”, es un film con estructura y temática bergmaniana, En esta película no oímos música de inicio, percibimos planos de susurros y gritos, vemos la influencia de Bergman, de “Mitos y susurros” por el tema de la muerte e incomunicación humana. Tiene largos planos evocadores de bodegones, ventanas y demás naturalezas muertas, muchos silencios poéticos y prolongados paseos por la playa. Trata la temática de la muerte, los celos, el egoísmo, Dios, las intimidades del alma humana (todo al estilo de Bergman). Otra influencia de Bergman en esta película es de la obra “Sonata de otoño”, por la protagonista neurótica, dominante. Tiene también influencia de los grandes pensadores del existencialismo. Una de las hijas de la protagonista se dirige a la cámara, hablando al espectador, y de esta forma intentar que el espectador la comprenda. Recibe influencias filosóficas de Fedor Dostoievski (sentido de la búsqueda y de la culpa), Albert Camus, Soren Kierkegaard (filosofía pesimista de la vida).

El argumento consiste en que una familia formada por tres hermanas se ve en el proceso de separación de sus padres. Obsrvamos unos personajes bien construidos que se relacionan entre sí en interiores muy bien decorados, pero a la vez vacíos y helados como el alma del personaje central (la madre neurótica, que trabaja como decoradora de interiores) y en el estilo del dramaturgo Anton Chéjov, (otro de los objetos de deseo del cineasta neoyorquino) es precisamente en este hecho en el que la carga emotiva de los personajes se intensifica al límite.

Esta película supone un giro en la carrera de Woody Allen, dejando la comedia a un lado y metiéndose de lleno al melodrama, en un claro ejercicio fílmico que emula a su ídolo, el cineasta sueco Ingmar Bergman con una gran elenco femenino a la usanza del director. Se rueda en escenarios reales.

El drama explora la soledad y las frustraciones de una familia que ha vivido marcada por la frialdad de la madre. Movidas por inseguridades, celos y envidias, las tres hermanas conversan sobre los temas que les preocupan. Con el propósito de subrayar el contenido existencialista y nihilista de las proposiciones del autor, se incluyen varias escenas silenciosas, sin música, sin palabras y casi sin luz, de notable expresivididad. Con palabras, pensamientos, gestos y silencios, la película construye un relato de gran profundidad emocional.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: