Cuando vemos el exterior a través de los ojos físicos, nos damos cuenta de pocas cosas que por estar muy ocupados en pensamientos, no podemos decir si nuestros destinos van a decirnos algo en minutos, horas, o incluso, semanas.

El tiempo es nuestro amigo, y de eso tenemos que aprender lo que no entendemos.

Si ves a alguien que se cruza en tu camino y te ha molestado lo que ha hecho, ¿puedes entender el por qué ha sucedido?

Dirás:

       —Porque fue el destino.

       —Porque realmente tenía que suceder.

       —Quería molestarme, me pasa seguido.

Muchas personas ven las consecuencias que el día nos trae con una diminuta escena o pensamientos que tengamos, y otras no lo ven, porque están ciegas de un destino que no entienden.

Te daré un ejemplo:

Te levantaste y llegas tarde a algún lugar (imagínate la situación que más te aterraría llegar tarde), de repente, aparece tu mascota y le pisas por apresurarte. Solo dirías "te has metido en el camino, no fue mi culpa"; aunque parezca mentira, en poco tiempo, no encuentras algo que necesitas antes de salir de tu casa.

Luego de unos minutos, encuentras eso que buscabas, y al salir... Te tropiezas. Oh... ¿Que te tropiezas? Sí.

La consecuencia de la pisada, ha quedado en un sentido inconsciente. Tu mascota ha sufrido un dolor, y ese dolor tiene que llegar a ti de algún modo. Jamás vas a relacionar porqué la pisada a tu mascota se ha pagado con el tropiezo al salir de tu casa. ¿Sabes por qué? Porque estás todo el tiempo pensando en lo que te sale mal, dedicando tu enfoque a lo que ves que llegas tarde. Pero... Creo que si en vez de decir a tu mascota "te has metido en el camino, no fue mi culpa", dices "perdona, no era mi intención", hubieses pagado un poco del dolor provocado.

Algunos llaman a esto "karma", otros "ley de causa y efecto", puedes llamarlo como quieras "castigo de Dios, etc.", aunque deberías saber que tienes que ser consciente de tus propias malas acciones para entender lo que te sucede.

No importa si eres buena o mala persona, si haces algo malo: eso regresará a ti. Sé consciente de los malos actos para luego entender si vas a recibir algo similar más tarde. Trata a todos por iguales, y lee bien: todos... Esto incluye: plantas, insectos, animales, humanos, aparatos (cosas, como mesas, instrumentos musicales, etc.), accesorios; sí, leíste bien "aparatos, accesorios", sean electrónicos o no. Porque todo tiene energía, e incluyendo los elementos como el agua, la tierra, el fuego y el aire. Respeta todo, y verás cómo cambiará tu vida.

Intenta ayudar a quienes más te lo piden, si lo haces sin intención de recibir algo a cambio o como dicen algunos un "quid pro quo", tendrás más de lo que mereces. Sé que todos dicen: nada es gratis. Pero puedes pagarlo de muchas maneras... Si te dan amor, dá amor; cuando te ofrezcan un regaño o alguna mala palabra, di gracias...

¿A qué me refiero con "pagarlo de muchas maneras"?

Cuando veas que alguien necesita ayuda por la calle, dásela; si ves una basura en la calle, levántalo y tíralo en un basurero; en lugar de criticar, cállate... Mientras más ayudes, mejor vas a poder pagar todo. ¿Pagar qué? Pagar por lo que necesites luego en tu vida: amor, pareja, trabajo, ¿qué deseas en tu vida?

Esto va más allá que la idea de la ley de atracción, son las "leyes universales".

Sé consciente de tus acciones, sé consciente de lo que has hecho, intenta remediar los daños ayudando hasta a un caracol cuando cruza por la calle y tiene que llegar al otro lado. Créeme que recibrás ayuda también. Cada acción tiene una reacción.

Ahora te pregunto...

¿Conoces tu interior subconsciente?

Comenta, comparte y hagamos que esta información

llegue más allá, y ser feliz.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: