fotografia

Tuvo su origen en Francia en el taller del pintor y escultor André Beauneveu que fue quien le dió popularidad a esta técnica en el siglo XIV aunque ya se había usado en la Alta Edad Media en temas religiosos. No todo es blanco o negro, hay muchos grises de diferente intensidad y sobre todo en la pintura es donde los claro-oscuros adquieren gran relevancia.

fotografia

La grisalla consiste en una escala monocromática de dos o tres tonos solamente que suelen ser grises donde es la luz la que hace que destaque una figura. Utilizando diversos tonos se consiguen luces y sombras que dan volumen y realismo a lo que se quiere representar, un retrato de mujer, un gato, un perro, un bodegón, etc. Muy usada por retratistas, la grisalla es una técnica muy antigua y se puede usar tanto en escultura como en pintura utilizando diversos materiales como el óleo, acrílico, etc, consiguiendo un resultado espectacular con el carboncillo.

fotografia

Se comienza por ensuciar de carboncillo el papel para luego recuperar los blancos que darán forma a la figura poco a poco con bolúmenes que dan realismo a lo que se quiere representar. La grisalla (grisaille en francés) consigue el efecto de realismo por medio de luces y sombreados con un sentido tridimensional que adoptaron algunos pintores del siglo XX. Son obras muchas de ellas espectáculares de gran profundidad y belleza con una técnica fácil de aprender y donde realizar retratos de familiares o amigos que nos llenarán de satisfacción y nos acercarán un poco más a desarrollar la vena artística que muchas veces tenemos pero que nosotros mismo ignorábamos.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: