La intención es el primer paso del proceso de la pretensión del logro de un resultado esperado, dejando por lo tanto la posibilidad de un resultado negativo.

La intención lleva consigo la posibilidad de ocurrencia del suceso, sin garantizar plenamente su resultado final.

Por filosofía popular de buenas intenciones está llena la historia del mundo, lo que indica un buen intento inicial sin acción determinante, que llegue al resultado esperado.

Lo primero que hay en el corazón del hombre es la intención, de realizar buenas obras, de ser un elemento que le sirva a la sociedad, de ser un buen hijo, un buen esposo, un buen padre, igual aplica para las mujeres.

La intención es la promesa más honrada del logro de algo, por eso los capacitadores y maestros deberían ser sinceros a la hora de fijar sus objetivos, no garantizando el resultado lejos de la intención.

Generalmente en los seminarios de capacitación, se reza que los participantes al terminar las horas fijadas de estudio, estarán en capacidad de desarrollar perfectamente lo enseñado, nada más lejano de la realidad, solo se puede garantizar la intención.

La intención desafortunadamente es la herramienta perfecta de los políticos, para captar votos de los ilusos, que desconocen su real significado, como siempre promesas incumplidas.

Recalco nuevamente dado la cita anterior, que la intención es la manifestación más honrada de intento de algo generalmente bueno para todos, pero que no se garantiza, por las dificultades que hay que vencer.

Los senados, parlamentos o denominaciones semejantes, siempre en el paso inicial de emisión de las leyes, al no obtenerse el resultado final esperado, hablan que éstas estaban bien intencionadas en su formulación y debates.

Al desconocer la connotación de la intención, estamos condenados a la frustración de los fracasos repetitivos, en procesos coyunturales marginando lo estructural, por culpa de la mediates.

El que se desvía del camino apela a la intención, como paliativo que tranquilice a sus seres queridos, a la sociedad que lo juzga y posiblemente a su consciencia.

La intención entonces, siempre será el primer paso hacia una buena acción, sin desconocer que para obtener el objetivo trazado, existen impedimentos ha superar que pueden truncarlo.

La intención también puede ser el primer paso hacia una mala acción, por que entre el bien y el mal nos debatimos, gracias a dios sin la garantía que se pueda finiquitar.

La intención igualmente es el engaño de prometer lo que no se puede cumplir, acabar con la pobreza por parte de los políticos en sus campañas proselitistas, amar al prójimo como a dios.

La intención puede ser vista en su más amplia connotación como una promesa disfrazada de verdad, siendo en su esencia la más grande falsedad para engañar la inocencia del hombre.

El hombre nace con buenas intenciones, y con el paso del tiempo sus coordenadas son cambiadas a lo contrario, la intención reorientada.

En nuestros países de la parte sur de América, los treinta y uno de diciembre como paso a un nuevo año, en medio de unos buenos tragos las buenas intenciones son gratis y abundantes.

Pasado el primer mes del nuevo año, las buenas intenciones al paso del viejo al nuevo año, son borradas de nuestros archivos cerebrales.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: