Inteligencia del  corazón

LA INTELIGENCIA DEL CORAZÓN

Nos formaron con la firmeza de que el órgano más significativo y preciado del ser humano es el cerebro, pero hay un conocimiento inconcebible y casi desconocido en nuestro centro cardiaco que se ha mantenido bajo la penumbra de prácticamente toda la humanidad, se trata de LA INTELIGENCIA DEL CORAZÓN. El corazón es el más importante sistema glandular endocrino del cuerpo, en su inteligencia está todo el potencial humano.

Nuestro corazón tiene una inteligencia emocional y esas emociones tienen su propia inteligencia. Tiene una conexión espiritual. La gracia de la vida es la presión creativa entre la mente y el corazón, y está demostrado que cuando el ser humano utiliza el cerebro del corazón, porque el corazón tiene su propio cerebro que le permite actuar de forma autónoma y su conciencia, crea un estado de conexión biológico, armonizando todo y funcionando correctamente, es una inteligencia superior que se activa a través de las emociones positivas.

Los latidos de nuestro corazón, los podemos sincronizar así como el corazón del feto y de la madre se sincronizan en ciertos momentos, como los amantes que sus latidos y su respiración se sincronizan cuando están juntos como conjunto musical, que celebra como un solo individuo los impactos de su agrupación.

Si conquistamos el ritmo entre corazón y cerebro, dispararemos una atracción verdadera en los terrenos geomagnéticos que se encuentra a varios metros de alcance, y que nuestro corazón lanza para enviar placidez y paz a las personas con las que interactuamos. El corazón puede tomar sus propias determinaciones funcionales separado del cerebro porque este lo habilita para percibir, para poder traer recuerdos a la memoria, armonizar e incluso discernir.

El corazón es el órgano de nuestro cuerpo que elabora importantes cantidades de electricidad. El campo magnético del corazón es un impetuoso imán corporal, es el impulsor electromagnético más valioso y poderoso de todo el organismo humano. En resumen recuerda que el amor del corazón no es una emoción, es la INTELIGENCIA DEL CORAZÓN que nos permite vivir en unión con nuestra naturaleza divina en la profunda unidad con todo lo que existe.

Así que deja la mente y entra a la Inteligencia del  corazón, porque es hora de que comiences a trascender los deseos personales para que aprendas a sentir con la cabeza y a pensar con el corazón según la intención del corazón, que es la intención de tu Ser Interno.

Apuntes de (Benjamín Thompson)


Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: