Insulto:único argumento para algunas personas

También son muchas las personas que justifican esta forma de actúar

Las redes sociales, han contribuido a que a diario se despelleje en ellas a personas públicas, sin importar la profesión que tengan, todos los días se pueden leer en ellas numerosas mezquindades e insultos hacia esas personas, que exponen libremente una opinión. No importa sí son famosas, o no, nadie está libre de la ira de esas lenguas viperinas, o en este caso escritores de verso fácil.

El insulto y sus palmeros

Muchos jalean ese tipo de comportamiento, es más lo justifican e incluso aplauden, según ellos habría que auparlos a un pedestal.

Quienes actúan así se creen ingeniosos e incluso graciosos, por verter mezquindades  y difamaciones sobre los demás, pero no lo son, por mucho que sus palmeros les justifiquen.

Es cierto,  que nadie está libre de pecado, y que en algún momento, el resto de personas pueden caer en la tentación, pero, en este caso no es insultar porque sí, lo hacen para responder a algún ataque que han sufrido con anterioridad, lo hacen por iniciativa propia.

En alguna ocasión es bueno enzarzarse en alguna polémica, lo que ya es diferente es vivir permanentemente enfrascado en el enfrentamiento  y arrojando sapos por la boca.

No deja de resultar paródojico, que incluso se muestren orgullosos de ser mezquinos y de tener mala baba.

Tienen la piel demasiado fina

Resulta curioso, que detrás de esa soberbia y chulería se esconde una piel demasiado fina, cuando alguien cansado de sus improperios y maldades, decide aplicarles algo de su propia medicina, arrojando  algún tipo de  veneno parecido al que sueltan ellos. Reaccionan de forma airada, ofuscados, enfurecidos y enrabietados. Se creen con una autoridad moral de la que carecen, y también creen que son impunes a recibir el mismo desprecio o exabruptos que ellos dedican a los demás.

Insulto: único argumento para algunas personas

Piensan que son mejoresy superiores que el resto de los mortales, y que el insulto es un argumento, cuando no lo es. Argumentar es razonar.

Cuando se le devuelve el improperio, y se asombran por lo que les han dicho, piensan que en el fondo el veneno que han soltado era poco, para el que deberían haber lanzado, para ellos lo que ellos hacen siempre es poco.

No son conscientes que cuanto más sacudan ellos, más golpes recibirán por parte de los demás. 

 

 

 

Insulto:único argumento para algunas personas

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: