fotografia

Su creadora se inspiró en su hija de pocos años para realizar el proyecto de fabricación de la muñeca más famosa de todos los tiempos en  España.  Leonor Coello residía en San Sabastián durante la Guerra Civil Española  y era hija de una familia de la nobleza madrileña. Tenía la afición de vestir a su pequeña hija con el mismo traje que le hacía a una muñeca de porcelana y salían a pasear por la ciudad  donde despertaban la curiosidad y admiración por la belleza de los trajes. Por esta afición le nació la idea de realizar una muñeca con los mismos rasgos que su pequeña.

fotografia

Terminada la guerra pudo realizar su proyecto con la ayuda de una antigua amiga de la escuela que puso el capital suficiente para iniciar la confección de las primeras muñecas. Se  trasladaron a Alicante donde residía el artesano de juguetes, Santiago Molina y este tomó las medidas de las cara y cabeza de la pequeña hija de Leonor para hacer los moldes que serían las primeras muñecas llamadas Marquita Pérez.

fotografia

La presentación de esta muñeca fue en Madrid en un local del Paseo de la Castellana y fue el acontecimiento más importante de la posguerra. Las primeras 1000 muñecas que se fabricaron se vendieron a 85 pesetas siendo adquiridas por las clases mas pudientes ya que en aquella época los salarios no llegaban a 150 pesetas y muchos sectores de la poblacíón pasaban grandes penurias y  hambruna  pues tras una Guerra Civil el país estaba en la miseria.

fotografia

El éxito de esta muñeca se propago rápidamente y todas las niñas del país soñaban con una Mariquita Pérez y a este acontecimiento se le unió la idea de realizar desfiles infantiles de niñas vestidas con los mismos modelos que las muñecas en los que estuvo presente Marisol que estaba entonces en la cresta de la ola. Algunos de los modelos los lució en sus primeras películas. Nunca un juguete ha levantado tanta expectación como esta muñeca que aunque destinada a las clases mas pudientes o adineradas llegó a manos de muchas niñas ya que muchos padres se esforzaron para comprar la muñeca que tanta ilusión despertaba.

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: