La dieta alcalina es salud

De entre todas las dietas es quizás la dieta alcalina la que presenta una mejor relación entre adelgazar y tener una mejor salud. La dieta alcalina, en este sentido aporta unos beneficios frente a otro tipo de dietas más conocidas aún.

La base de la dieta Alcalina

La base según la que se rije la dieta alcalina, se basa en el pensamiento de que cuanto más rica y saludable sea nuestra alimentación, nuestro cuerpo mejor funcionará y podrá combatir las enfermedades en mejor posición. La clave se encuentra en el pH de nuestro organismo y en lo equilibrado que se pueda encontrar.

Dicho esto, debe tenerse en cuenta la acidez o alcalinidad de nuestro cuerpo y cómo la inclusión en nuestra de alimentos alcalinos pueden ayudarnos a mejorar nuestra condición general. El pH se mide en términos de 1 a 14. Si nos encontramos por debajo de 7 estaremos en estado de ácidez. Por encima de 7 nuestro pH será considerado como bueno. El valor ideal de pH en sangre es de 7,4.

Alimentos ácidos y alimentos alcalinos

Los alimentos alcalinos son aquellos que nos ayudan a mejorar los valores de alcalinidad en nuestro cuerpo. Se trata de alimentos naturales que proceden de manera directa de la naturaleza y no se han visto alterados o moficados de manera industrial.

Los alimentos acidos los encontramos tanto en los alimentos procesados (azúcar, embutidos, reposterías, etc.) como en carnes y demás elementos semejantes.

la dieta alcalina

Los principios de la dieta alcalina

Entender la dieta alcalina puede ser un proceso complejo si no se tienen en cuenta los puntos principales que dicha dieta da cobijo. Entre estos puntos deben asimilarse con claridad los siguientes puntos:

  • El pH es la base: El pH es la base de todo. La clave está en que un pH equilibrado es un pH que contribuye a que nuestro cuerpo esté mejor y a que nuestra salud sea más plana. De esta forma, nuestro cuerpo trabajará de manera más eficiente, necesitará menos energía para su mantenimiento diario a la par que estará en pleno rendimiento físico y mental.
  • Controlar el ácido: Recordemos que no sólo deben de tomarse alimentos alcalinos. Los alimentos ácidos también tienen que tener su protagonismo, pero siempre en su justa medida. Se trata de encontrar un equilibrio natural para nuestro organismo.
  • Alimentos alcalinos: Como su propio nombre indica la dieta alcalina tiene su punto de partida en la ingesta de los alimentos alcalinos, por este motivo debemos incorporar de manera regular alimentos alcalinos en nuestra dieta. Normalmente, la gente que decide empezar con esta dieta se quejan de que el proceso de comienzo de la dieta alcalina es tedioso y difícil de hacer. Bastará con ir incorporando cada semana 1 nuevo hábito. Empezar desde cero no tiene por qué ser complicado, puede, por ejemplo, comenzarse comiendo ensalada demás del resto de alimentos en las comidas principales.
  • Dietas vegetarianas: Pueden ser un buen modelo hacia el cual tender como forma de inciarse en la dieta alcalina.

Dieta Alcalina

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: