LAS INFUSIONES DE SAÚCO ayudan a bajar la temperatura corporal.

Si tu o alguno de los tuyos ha caído presa de los terribles virus de la gripe conviene incluir esta planta en tu botiquín natural de primeros auxilios.

Ingredientes para la infusión:

1 cucharadita de flores de sauco

1 cucharadita de miel de azahar o lavanda.

Añade el saúco a una taza con agua hirviendo. Deja reposar durante 15 minutos fíltrala y añádele la miel. En caso de tos y mucosidad, no dudes en incorporar tomillo a la infusión.Es una planta muy util

Si tu problema es la mucosidad excesiva, combina esta tisana con el aumento de toma de líquidos, una de las medidas más eficaces para diluir y drenar la mucosidad

Bebe de 2 a 3 tazas diarias de esta reconfortante tisana.

El sauco aparte de aumentar la resistencia a las infecciones respiratorias y bajar la fiebre, mitiga otros síntomas de la gripe, como el dolor de cabeza y el lagrimeo de los ojos.

 

Infusiones de saúco

Otra utilidad de las infusiones de saúco es para prevenir la alergia al polen.

Cuando las flores de saúco se combinan con otros antihistamínicos naturales como el helicriso y el grosellero negro, y se toman en infusión desde varias semanas antes de la primavera, las personas alérgicas al polen consiguen reducir los síntomas.

Ingredientes para la infusión:

1 cucharada de la mezcla a partes iguales de flores de saúco y de helicriso y de grosellero negro.

Añade las hierbas a una taza de agua hirviendo, filtra al cabo de 5 minutos y endulza al gusto. Bebe esta infusión dos veces al día hasta el final de la primavera.

En los ataques alérgicos, la toma de saúco mitiga la irritación de los ojos y el lagrimeo ocular, dos de los síntomas más molestos de estos trastornos respiratorios.

Esta planta es eficaz contra la retención de líquidos, reuma, ayuda a tratar la  inflamación de riñones

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: