La inflación es la palpable demostración de la falta de solidaridad de una comunidad.

La inflación es el fenómeno económico de la carestía por el alza de precios de los bienes y servicios, bien sea por escasez o por mucho dinero circulando en el medio, situaciones conocidas con los nombres de baja oferta y mucha demanda.

La inflación es el dolor de cabeza de todos los gobiernos y base fundamental de las políticas económicas, generalmente se trata de sostenerla en un digito.

Entender la inflación es cosa de eruditos con numerosas especializaciones generalmente fuera del país, en economías de mayor desarrollo, que al venir a aplicar dichos conocimientos en nuestras naciones con dificultades de desarrollo, chocan con las realidades opuestas.

Comprender la inflación con lógica de corazón cosa difícil de lograr, porque es la palpable demostración de la insolidaridad de la comunidad, afectando como cosa rara a las clases menos privilegiadas.

Ahondando un poco en el término insolidaridad para no dejarlo suelto sin ninguna explicación, valga decir que la subida de precios es generalmente amiga de la especulación, comunidades que botan los alimentos por ejemplo para mantener los precios, otras guardan bienes o dejan de prestar servicios mientras presionan alzas.

Ahora bien, es muy posible que el productor del bien necesite unos mejores precios de sustentación, debido a que la mayoría de las veces no es el causante de la inflación, que es casi siempre del último distribuidor llámese comerciante o intermediario.

En los países con un alto poder adquisitivo en épocas de bonanza a pesar del alto costo de los bienes y servicios, la inflación se mantiene controlada, pero cuando la torta se voltea, ¡es posible que igual se mantenga!, pero a costa de las clases menos privilegiadas, sacrificadas con el desempleo con los concernientes perjuicios que causa.

Es muy posible que sé estén preguntando, ¿sí lo último citado aplica para todas las naciones?, la respuesta es no, se necesita de una disciplina en el gasto público y un control adecuado del equilibrio entre la producción nacional e internacional.

Economías que dependen en un alto porcentaje de sus importaciones con escasa producción nacional competitiva, generando pocos excedentes internos, se ven sometidas al fenómeno de la inflación en la distribución final, y sí se asocia con el desorden en el gasto público peor la situación.

Como hemos citado a lo largo del escrito lo situacional del gasto público, recordemos que su desborde en relación con sus ingresos, por la contribución que representa en la economía, (ver goo sobre entender el riesgo de riqueza) genera caos como el que vive Europa en la actualidad.

Es bueno citar que hay países que han logrado aparentemente controlar la inflación por encima de los dos dígitos, con alto desempleo, la explicación es sencilla, los que consumen son las clases dominantes y para ello generalmente no hay índices de medición de inflación.

Colombia por ejemplo es un país con altos índices de desempleo con una inflación de un digito, el consumo alto es de las clases dominantes, las clases menos privilegiadas viven restringidas y de las marginales no hay mayores informes.

La inflación es en síntesis un fenómeno económico de alzas de precios, que afecta generalmente sólo a las clases menos favorecidas, por insolidaridad de comunidades especuladoras y acaparadoras.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: