mi escritorio

Aspectos que debemos saber cuando nos adentramos en el terreno de la infidelidad. Así lograremos afrontar de la mejor forma posible el engaño. 

Cada vez resulta más complicado tener una relación estable de pareja. Intentamos agradar al otro al cien por cien, pero esto es muy difícil, y por lo general es imposible de realizar. Pero, cumplir con el amor que creemos  sentir por la pareja implica un enorme sacrifico que muchos no están dispuestos a llevar a cabo. Quizás  este es el motivo por el que en los últimos tiempos el número de hombres y mujeres infieles ha ido aumentando paulatinamente. Estas personas se esconden detrás de mentiras y engaños, y solo persiguen un fin el de no ser descubiertos por la pareja y así evitar hacerle daño. 

Aspectos destacados de la infidelidad masculina y femenina. Su justificación y el grado de aceptación social

Las causas por las que se puede dar una infidelidad dentro de la pareja  son muchas y variadas, y entre ellas destacan: el morbo, el egoísmo, la atracción por lo prohíbido o la falta de interés hacia la pareja. 

Las estadísticas nos dicen que el hombre es más propenso a ser infiel que la mujer. De este modo, el hombre, sobre todo dentro de su círculo más íntimo y siempre que sea de su mismo sexo, no tiene ningún problema en hacer público que ha cometido una infidelidad. Mientras que por el contrario la mujer es  más reacia a confesar que ha mantenido una relación fuera de la pareja, y si lo confiesa es dentro de un círculo muy íntimo y personal.

Es aquí dónde la sociedad juega un papel fundamental. En la actualidad este hecho se condena menos, pero sigue sin admitirse como algo natural que una mujer tenga relaciones con varios hombres, mantenga una relación de pareja o carezca de ella. Esto significa,que es más aceptado el que un hombre tenga un devaneo fuera de la pareja; ya que esto no indica que por ello se tenga menos amor por su pareja, lo justifican  con que son humanos y no pueden evitarlo. Mientras que en el caso de las mujeres se puede atribuir a que ha tenido una noche de juerga desenfrenada. 

La infidelidad no se puede considerar solo como algo sexual

Alguien que es infiel tiene poca honestidad y el respeto que tiene por la pareja es nulo. Una infidelidad sexual es aquella mediante la cual se mantienen relaciones sexuales con otra persona. Pero ignorar otros factores que son importantes, como es el hecho de ocultar cosas importantes o mantener una mentira durante un periodo de tiempo demasiado largo,ocultar que se hacen actividades con los amigos, o engañar diciendo que ya no existe ningún tipo de relación con una ex pareja, puede llegar a considerarse como una traición hacia la persona amada.

Contar la mitad de una mentira, no es expresar la verdad en una pareja

Engañar a la pareja contándole que te ha surgido una cena de trabajo y ocultar que en ella estará presente una ex no es tener honestidad con la pareja, ocultar que se reciben llamadas a altas horas de la madrugada y que son atendidas, son actos que no se pueden considerar como malos, pero si lo parecen a los ojos de la otra persona.

Contar la verdad siempre y en todas las situaciones  es el camino más acertado para tratar de evitar una infidelidad, se trata de ser sincero con uno mismo para de este modo conseguir que el mensaje llegue nítido a la pareja. Está claro que no se puede considerar que todas las parejas sean iguales, de igual modo cada persona es un mundo y tiene sus necesidades partículares. El aspecto principal está en saber entender al otro y en llegar a un acuerdo que deje  satisfechas a las dos partes.

Es recomendable  que los dos hablen a menudo de la situación a la que se enfrentan y así les resultará más fácil alcanzar un acuerdo que les ayude a cumplir el compromiso de fidelidad que establecieron en el momento en el que decidieron iniciar la relación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

mi escritorio, amor

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: