#Spanish Revolution. La indignación purifica. 

Indignada

En el principio las protestas fueron SOBRESALIENTES.

Indignados

En esto conocerán si somos indignados, siendo INTACHABLES.

Movilizaciones 12M

¡Indignados piden paz y justicia social!

 

La voz de España resonó mundialmente en la primavera de 2011 como resonará hoy en la primavera del 12 de mayo de 2012. Un grito unánime se alzó en nuestro suelo patrio coreado por muchedumbres que no se podían contar.  #Spanish Revolution no es un error en el Sistema el Sistema es un error. La represión de las autoridades sofocando a los manifestantes a base de mamporros y cachiporrazos es algo que quedó grabado en nuestras retinas. Hoy las movilizaciones serán mundiales y en la de Denia estaremos mi mujer y yo. 

La paz es el camino. España tiene sus soldados de la paz.  Una movilización pacífica se ve más peligrosa que si fuese violenta, por cuanto es mucho más difícil justificar la represión.

El poder quiere motivos para emplearse a fondo y en la paz no puede encontrarlos a riesgo de ejercerse injustificadamente. Por eso los españoles no podemos permitirnos que fracase el Movimiento 15M. Porque es nuestra última oportunidad de escapar a tiempo de un corralito mucho más humillante y devastador que el de la Argentina. 

Seamos extraordinarios para que el ejemplo cunda y se contagie al resto del mundo como esta semana ha pasado en Tel Aviv donde más de 300.000 indignados israelíes han tomado las calles de forma pacífica y ejemplar. Indignados seamos sobresalientes.

LOS INDIGNADOS protestan por un mundo más humano.

Soy español y soy un indignado pero no un gamberro. Nunca estaré del lado de los que actuan alocadamente en esta hora crucial para el futuro de nuestra nación. Jamás apoyaré ningún movimiento que busque derrocar al modelo actual por otros se llamen como se llamen. Terceras o decimoavas repúblicas no están en mi agenda de viaje ni lo está dañar los aparatos del Estado ni el funcionamiento de partidos que nos hemos dado constitucionalmente. Los que se jactan de que su ideología es la mejor de todas las posibles y tratan de imponerla por consenso o autoritariamente son los menos indicados para señalarnos el camino. Porque si sus recetas fuesen la panacea milagrosa, ¿por qué está todo el mundo en crisis?

Yo no acepto el poder mal ejercido y menos aquel que por sus obras queda al descubierto de sus atropellos. Hay que estar rematadamente ciego para no ver lo que es bien visible en la mayoría de las ocasiones. Si por su fruto se conoce al árbol por sus obras se conoce el rumbo de una nación. Esta es la hora de darle atención a lo que raramente se le presta atención hoy en día, es decir, a los hechos no a las palabras. Los hechos no mienten lo que hacemos queda materializado y se contempla sin discusión. Ya lo han dejado dicho los hombres y mujeres de antes: "Obras son amores y no buenas razones". Y lo recalcamos los Indignados con la mansedumbre de los que saben que la razón nos asiste.

A tenor de ese refrán de sabiduría incuestionable debemos poner en duda las buenas razones siempre que al hacerlo no nos asemejemos a aquellos que criticamos en sus mismos modales o en sus mismas injusticias. No queremos derribar queremos construir. No queremos el bienestar de unos pocos sobre todos sino el de todos para todos. No queremos mal alguno sino un cambio en la actitud a fin de corregir errores.

España ya no puede más. El pueblo, pide en las calles que se le respete. 

Movilizaciones

 

Los hechos son los hechos sean nacionales, autonómicos o europeos, y concluyen con un panorama desolador para los pueblos que descalifica por completo a nuestros dirigentes. Y sus buenas razones ya no nos convencen ante la evidencia de su desastroso proceder. Y dada la angustiosa crisis que estamos padeciendo sus hechos son los actores principales de este drama nacional. La confianza está moribunda económicamente y muerta políticamente.

 A medida que más personas abran sus ojos a las incontestables verdades de los hechos más y más indignados unirán sus voces y se harán poderosos y sobresalientes aunque el poder emplee mil argucias para neutralizarlos. El movimiento 15M irá en aumento. ¡No podrán detener la razón! Está en marcha y sigue su curso inexorable. Decenas de millones de españoles tienen que tener más fuerza que unos mandatarios subalternos de los globalizadores o de los mercados internacionales. España es soberana y nadie puede venir por la fuerza a decirnos lo que tenemos o no tenemos que hacer porque cuando las cosas se imponen por la fuerza la razón es atropellada. ¿Que confianza pueden prestarnos quienes nos subyugan por imposición? ¡Menos que ninguna!

Ahora ya sabemos que lo políticamente correcto es lo menos indicado para que sea lo correcto.  A las pruebas nos remitimos. El mundo está al borde del abismo un solo paso más y nos precipitamos a la catastrofe. Nuestra situación es parecida a la de la mujer en cinta cuyos dolores le anuncian el nacimiento de su hijo. A nosotros, ¿que nos anuncian nuestros dolores?

 

No estamos en venta aunque lo digan los mercaderes.

no está en venta

Los mercaderes tasan el precio de España y los españoles.

 

Si vamos por donde vamos, vamos muy mal e iremos de mal en peor. Lo que trato de decirles es esto. Que hay mucha más inteligencia en millones de españoles de la que pueda haber en 350 diputados y otros tantos senadores. Ellos creen que reunen la inteligencia de millones de españoles pero solo tienen la que tienen a pesar de su convencimiento. Tal vez digan que ellos eso no lo dicen y probablemente en público no lo digan pero sus acciones les delatan como personas que se creen el ombligo del mundo y que sus decisiones son las mejores.

Todos los partidos políticos hablan de lo mal que están las cosas sin admitir su responsabilidad en ello y escurriendo el bulto. Lo cierto es que para no hacer ninguno las cosas mal todo está muy mal. Y eso quiere decir que se han puesto mal por sí solas o porque los millones de españoles tenemos la culpa de ello..,¡como la van a tener sus señorías en el Parlamento o el resto de políticos en sus comunidades! Ni siquiera los banqueros tienen alguna responsabilidad en ello y eso que están endeudados hasta las orejas o se han tenido que fusionar debido a los agüjeros económicos y a la quiebra técnica protegida. 

Esa es la cruda realidad. La tragedia que golpea a millones de familias españolas a diario contradice cualquier discurso oficial. El futuro de España se vuelve tenebroso y oscuro si los españoles no reaccionamos a tiempo. Pero tenemos que hilar tan fino que todo hemos de hacerlo bien. Otros han decidido ya nuestro futuro pero somos los españoles quienes tenemos que decidirlo por nosotros mismos. No los mercados internacionales, no los globalizadores, no el FMI o el BM o los que sean que dirijan estos organismos. Si somos soberanos no abdiquemos de esa personalidad para pedirles a nuestros dirigentes que nos escuchen a nosotros no a unos extraños que les mandan las directrices de un plan globalizador que culminará con grandes tragedias humanas.

España no se rinde ni se arrodilla se indigna.

Hace apenas 70 años una sangrienta guerra civil llenó de dolor y sufrimiento a los españoles que se mataron entre sí. Las heridas de aquello todavía no están cerradas. Los problemas y desacuerdos políticos y financieros los pagaron los de siempre nuestros padres y nuestros abuelos que dieron la vida en aquella guerra fraticida y sin sentido. Los historiadores ya saben que aquello pudo evitarse. No se hizo y la mayoría de los que exigieron la defensa de España hasta la última gota de sangre murieron exiliados sin el más leve rasguño de aquel conflicto bélico. 

¿Está España dispuesta a cometer el mismo error que cometieron nuestros padres y abuelos? Aquello a de enseñarnos lecciones provechosas por cuanto si se repite los muertos los pondremos nosotros otra vez mientras los que nos arenguen a las armas correrán velozmente hacia el exilio. 

Española

Los ojos del mundo se han puesto sobre nosotros. Se espera que podamos inspirar confianza a las naciones que irán indignandose. Por eso nuestra conducta a de ser intachable. Tenemos que llevar la paz en nuestros corazones y abstenernos de actos violentos. Hacer de las espadas arados y ser mansos como ovejas.  Tenemos que poder organizarnos sin perjudicar a los comerciantes con acampadas que arruinen sus negocios. Ellos también luchan por sobrevivir. También sufren por mantener sus negocios abiertos. 

España necesita el concurso de todas las inteligencias porque esta no puede ser la lucha de individuos aíslados sino de millones de voluntades que giman y suspiran por las cosas detestables que suceden. No es posible aguantar por más tiempo una situación insostenible para millones de familias que están quedándose en la miseria por la avaricia de los beneficios a toda costa y de la inmisericorde actitud de los mundializadores.

Los malditos

Nos necesitamos más que nunca nos hemos necesitado. Las sacudidas financieras que no han de cesar podrán en jaque a la nación española porque como pueden comprender los que están sacudiendo tienen unos objetivos concretos  con nosotros. ¡Abocarnos al desastre! Este despiadado ataque busca complicarnos mucho la vida y sumirnos en la tragedia. La pregunta es, ¿por qué? 

Si los indignados no hacemos las cosas bien los que están haciéndolas mal las harán peor porque ese es su objetivo, angustiar a las naciones para que no encuentren salida y llevarlas a la guerra. Se ciernen sobre nosotros graves amenazas. ¿Podremos evitarlas?

Estoy con los indignados pero no con los gamberros. Estoy con los pacíficos pero jamás con los violentos. Yo estoy contra la tiranía y a favor de los oprimidos del mundo entre quienes me incluyo. Si nuestros gobernantes miran para otro lado pongámonos de ese lado para que nos vean para que les recordemos que somos las víctimas de su ineficacia pero no para hacerlos a ellos víctimas de nosotros. A su mal hemos de responder con el bien y asumir que esta lucha será larga y cruenta y que si queremos vencer tendremos que aguantar que nos abofeteen las dos mejillas. Hemos de perder muchas cosas para ganar nuestras vidas.

 

Es la hora de la gente, la hora de que España haga oír su voz en la defensa de una vida digna para todos los españoles. En las calles de cada barrio, en cada plaza debe resonar al unísono las voces de los indignados. #Spanish Revolution no es un error del Sistema el Sistema es el error.

¡¡¡Indignados, sean sobresalientes e indígnensen!!!

Muy indignada

INDIGNADOS, VÍDEO SOBRESALIENTE DEL MOVIMIENTO 15M

Las fotografías mostradas en este blog son propiedad de sus autores.
El contenido de este blog tiene carácter no lucrativo y de entretenimiento solamente.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: