1790, año en el que el inglés George Hodgson de Bow Brewery realizó el primer envío de un nuevo estilo de cerveza que había creado para hacerla llegar a la India, donde las tropas del ejercito británico demandaban esta bebida, que por los cambio de temperatura y el viaje tan largo desde Inglaterra, a menudo llegaba contaminada y en pésimas condiciones para ser consumida.

 


Fue bautizada como India Pale Ale, surgiendo como un estilo derivado de la pale ale que ya bebían en Inglaterra tiempo atrás.
La formula utilizada por George Hodgson para que la cerveza aguantara en buenas condiciones un viaje tan largo, y llegara a su destino en óptimas condiciones, fue el añadir un extra de lúpulo y alcohol, que actúan como conservantes ante microbios y bacterias que tantas veces habían echado a perder la producción que llegaban a la India.

 

 


El resultado de añadirle alcohol hizo una cerveza de mayor contenido alcohólico y el lúpulo hacía que resultara muy amarga, ya que es el ingrediente básico y responsable del amargor en cualquier cerveza, y en el caso de la cerveza que nos ocupa, hace que tenga esa extra de amargor y aroma, otra de las características que aporta el lúpulo.

 


El estilo India pale Ale, comúnmente conocido como IPA, quedo instaurado, siendo uno de los que esta más en boga en los últimos tiempos. En España, muchas de las microcerveceras que abundan por el país, tienen una India Pale Ale en su rango de cervezas.

 

Sin duda, se trata del estilo de cerveza de moda, al menos en España actualmente. Su índice de graduación alcohólica esta entre 6-8 grados, siendo el sabor amargo su principal característica.

 

Las primeras experiencias con las IPA, suelen ser de rechazo, pero si logras acostumbrarte a su difícil sabor, es un estilo de cerveza que engancha.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: