fotografia

Especie considerada única, viven en México, Arizona y Colorado y territorios cercanos a estos lugares. Según estudios son un cruce de dos especies whiptail: Cnemidophorus inomatus y Cnemidophorus burti. En momentos puntuales que se supone dependen del ciclo ovulatorio una de las hembras adquiere el rol de macho. Esta misma hembra en otras ocasiones será montada por otra más activa que haya tomado el papel de macho.

fotografia

De este modo, las lagartijas nacidas son siempre idénticas a la madre y por consiguiente hembras y se siguen reproduciendo sin macho. Esta clase de reproducción es llamada partenocenética aunque esta variedad es conocida de forma popular como lagartijas lesbianas. El zoólogo David Crews, de la Universidad de Texas que ha realizado largos estudios desde los años 70  del pasado siglo, es quien ha descubierto todo el comportamiento de esta espectacular lagartija y aún sigue aportando más datos con los estudios que sigue realizando.

fotografia

Según este científico, la función del acto es hacer que aumente la fertilidad pues cuando una de las lagartijas tiene pocos encuentros pone menos huevos, no obstante, los huevos de esta variedad de lagartijas, llamadas también "cola de látigo", ya nacen fecundados. Aunque las lagartijas no necesitan al macho para nada, cuando se encuentran con otra dispuesta a montarlas imitan el acto de la copulación pues aún existe un componente hormonal beneficioso para la producción de huevos.

fotografia

La naturaleza, en su firme empeño de conservar la permanencia de la vida en el planeta da una vez más una lección y muestra de los muchos caminos que explora con el fin de que las especies no se extingan, permanezcan y se reproduzcan recordando que alguna vez la vida se inició en el planeta sin existir los dos sexos.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: