cremación

INCINERACIÓN

INCINERACIÓN: la palabra de origen latina se refiere a la combustión de la materia orgánica hasta convertirla completamente en cenizas.

Es el proceso mediante el cual se procede a quemar el cuerpo sin vida en un horno especial dedicado a estos procedimientos en los tanatorios. Las temperaturas utilizadas para la incineración oscilan entre los 870 y 980ºC.

Antiguamente, la cremación era practicada como un culto dejando restos obvios de los hechos. No es así en los tiempos modernos en la incineración; este proceso se lleva a cabo de manera respetuosa e limpia en los lugares destinados a ello.

Las cenizas resultantes de la incineración son guardadas en urnas, unos recipientes preciosos y fabricados específicamente para este fin.

Horno crematorio

Son hornos inmensos, llamados hornos industriales. Son especialmente fabricados para el fin de la incineración: poseen el tamaño suficiente para el cuerpo y capaz de soportar las altas temperaturas necesarias y la posibilidad de centrar las llamas para asegurar una completa y limpia incineración del cuerpo difunto mediante unos monitores por fuera del horno. Se utilizan diferentes combustibles como el gas natural o el propano.

Durante el proceso de la incineración, el cuerpo se guarda respetuosamente en la caja asignada y colocado dentro del horno. La duración abarca unas dos horas en completarse, mediante este tiempo los órganos se vaporizan. Una vez terminado, los huesos y la ceniza son procesadas mediante métodos específicos para obtener un granulado perfecto. Un punto importante a tener en cuenta es que los marcapasos no pueden entrar en el horno, puesto que existe el riesgo de que exploten al contacto con las altas temperaturas y podrían dañar el horno.

horno industrial

Razones para la inhumación

La moda de incinerar a los fallecidos está en auge por varias razones:

  • - Es una forma limpia de descomposición.
  • - Es un proceso más rápido que la descomposición natural.
  • - Es más económico, ya que no hay por qué alquilar o comprar un nicho, entre otros.
  • - Se reduce el riesgo de exhumación involuntaria (robos en cementerios).

Robos en cementerios

Las razones para este acto pueden ser múltiples. Algunas personas buscan los huesos para llevar a cabo rituales satánicos, mientras otros esperan encontrar joyas como anillos, pendientes o collares, ya que saben que algunas personas son sepultadas con sus pertenencias personales. Estos hechos se pueden evitar fácilmente mediante la incineración, puesto que para ello es imprescindible quitarle al difunto todas las joyas que lleva hasta ese momento.

Origen de la incineración

Este proceso cuenta con una larga historia, de hecho, comenzó en el Neolítico y, desde entonces, ha ido evolucionando a través de las distintas épocas y generaciones. Tal vez los actos más conocidos sean aquellos llevados a cabo por la Inquisición, culpable de quemar las personas vivas en las hogueras por considerarlos herejes.

No obstante, estos hechos distan enormemente de los métodos y del sentido de darle sepulcro a nuestros familiares y seres queridos en los tiempos modernos.

Actualmente, estos métodos han avanzado hasta tanto que incluso se ofrecen seguros de deceso como prevención para no tener que pagar todo el importe de un solo golpe en caso de fallecimiento. Se puede pagar en cómodas cuotas mensuales para evitar las cargas económicas. 

tanatorio

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: