caperucita

EL INCIERTO FINAL DEL CUENTO DE CAPERUCITA ROJA

   El cuento de Caperucita Roja es uno de los más populares entre los niños desde hace muchas generaciones. De autor anónimo, se supone que fue inventado en la Edad Media y se transmitió de padres a hijos de manera oral hasta el siglo XVII. Después, los escritores clásicos de cuentos infantiles, primero Perrault y más tarde los Hermanos Grimm, recuperaron esta narración de la tradición oral. Cada uno le dio su toque personal. Es por eso que el cuento de Caperucita Roja ofrece variedades en su argumento. Es especialmente la parte final de la historia la que encierra más incertidumbre, puesto que existen versiones totalmente diferentes.

   La historia, que parece desarrollarse en Europa central, comienza cuando una madre le encarga a su hija que lleve una cesta con alimentos a la abuelita, que vive al otro lado del bosque. La hija es una niña pequeña, quizás de entre siete y once años, cuya indumentaria habitual es una capa con capucha de color rojo, de ahí el sobrenombre Caperucita Roja por el que se la conoce. La madre le insiste en que mientras cruza el bosque no hable con nadie ni se desvíe del camino principal.

caperucita

   Pero a mitad de camino, Caperucita se encuentra con el lobo, el cual le pregunta a dónde va. Desobedeciendo a su madre, Caperucita habla con él y le explica a dónde va y lo que lleva en la cesta. En este punto hay ligeras divergencias argumentales, ya que en unas versiones el lobo indica a Caperucita un atajo para llegar a la casa de la abuelita, que en realidad es un camino más largo, mientras él continúa por el camino recto. En otras, tras hablar con el lobo, Caperucita se detiene a recoger florecillas, retrasando su llegada a la casa de la abuelita.

caperucita

   El lobo feroz llega a la casa de la abuelita antes que Caperucita, pero lo que allí sucede también presenta distintas versiones, siendo tres las más conocidas: cuando llega el lobo la abuelita estaba ausente. La segunda narra que la abuelita es encerrada por el lobo en un armario, con la variante de que sea la propia abuelita la que se esconde en el armario al ver llegar al lobo. En la tercera versión, el lobo se come a la abuelita de un solo bocado. En las tres versiones, el lobo se viste con el camisón y el gorro de dormir de la abuelita y se mete en su cama, esperando allí a Caperucita Roja para hacerse pasar por la abuelita.

   Cuando llega Caperucita Roja encuentra rara a la abuelita y se produce la única parte invariable del cuento, idéntica en todas las versiones: Caperucita comenta extrañada a quien ella cree su abuelita "¡qué ojos tan grandes tienes!" y "¡que orejas tan grandes tienes!", a lo que el lobo responde "para verte mejor", y "para oirte mejor". Finalmente, a la observación de "¡qué boca tan grande tienes!", el lobo responde "¡para comerte mejor!", y aquí llega la gran divergencia entre las distintas versiones.

caperucita

Algunas versiones del final del cuento Caperucita Roja

   En las versiones medievales, el lobo se comía a Caperucita y allí acababa la historia, con la moraleja de que las niñas no deben desobedecer a sus mamás. Las versiones de los escritores clásicos que retomaron la historia tienen otros finales más indulgentes. Una versión narra cómo Caperucita Roja grita pidiendo ayuda, y unos leñadores la oyen y llegan a tiempo para salvarla y matar al lobo, e incluso rajan el vientre del lobo y sacan a la abuelita sana y salva.

   En otra, el lobo se come a Caperucita de un bocado, como a la abuelita. Después se duerme y sus fuertes ronquidos extrañan a un cazador que por allí pasaba el cual fuerza la puerta y al ver la gran panza del lobo se la abre y de allí salen Caperucita y la abuelita sanas y salvas. También hay otra versión menos dramática en la que la abuelita, encerrada por el lobo en el armario, logra salir en el momento en que éste va a devorar a Caperucita, consigue impedirlo, y los gritos de ambas atraen a leñadores y cazadores que las salvarán. 

   Caperucita Roja es uno de los cuentos acusados por algunos sectores naturalistas de contribuir a que los lobos se encuentren en peligro de extinción, por trasmitir una imagen del lobo como animal cruel, sanguinario y enemigo del ser humano que, según ellos, incita al hombre a aniquilarlo. 

caperucita roja lobo abuelita

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: