editores y copistas medievales

 Rico, Francisco Rico, celebre editor de libros, en su conferencia sobre "El libro en tiempos de la imprenta manual" Habló a detalle de las dificultades y empresas con las que tenían que arreglarse los copistas y editores de una época más que más que antigua, desde el trabajo que significaba organizar el papel -e incluso a los mismo copistas- hasta los cambios que se hacían en el mismo texto.

Varios Editores y copistas  se dedicaban a un mismo texto, calculando con lujo de detalle el lugar en el que debería quedar cada letra del mismo texto, sin importar la extensión del mismo, así como la cantidad de páginas, el tamaño de las grafías y caracteres, el tamaño del producto final y otros mil y un detalles que no tenían que escaparse de vista. Sin embargo, sin importar la minuciosidad y empeño que le dedicaban a estos trabajos, solían surgir pequeñas fallas y desajustes los cuales tenían que ser arreglados mediante el sutil ingenio del copista en turno. Este ingenio desarrolló todo un compendio de métodos para que aquellos errores o percances no contemplados se ajustaran a lo que en un principio se había planeado. Rico hablo sobre estos métodos describiendo como los editores o copistas se permitía modificar el texto a su conveniencia; por ejemplo, si lo que le convenía era que hubiera un nuevo párrafo para respetar le presentación de la página o por cuestiones de espacio y texto etc.… podía agregar de su propia mano algunas palabras, las necesarias para que se ajustaran a lo que él necesitaba, sin embargo, no se atrevía a descuidar el mensaje que el autor había dejado en el texto original por lo que quedan ocultas para que sólo los expertos puedan reconocer esos fallos-ediciones como lo ha mostrado Francisco Rico usando de ejemplo el más que famoso libro de Cervantes; Don Quijote de la Mancha; el experto también menciono cómo estos copistas manipulaban el tamaño de sus grafías para poder acoplar mejor el texto a sus expectativas, sobre todo al momento de escribir los títulos de capítulos, estos podían hacerse grandes o chicos y estar ordenados de tal manera que contribuyeran a que el libro quedará con las medidas correspondientes, las grafías apropiadas para cada hoja, cuadernillo y libro.

Durante toda la conferencia Francisco Rico hablo de muchos temas, cómo se hacía la encuadernación por editores, estos problemas de los  copistas que he descrito, otros tantos que pasé por alto y los métodos y herramientas que usaban –algunos de maravilla y exageraciones fantásticas. Sin duda fue una experiencia enriquecedora y, gracias a que se centro en tal obra de cervantes, lo fue también gratificante, aunque opino que se desaprovecharon las otras dos eminencias que acompañaban a nuestro orador, pues la participación de estos se limito a una pregunta, cada uno, cuando, estoy seguro, todos esperábamos un épico debate y una gloriosa discusión entre expertos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: