¿Por qué es importante hacer un seguro de vida?

La idea de pensar en nuestra propia muerte o enfermedad da una sensación de incomodidad. Es comprensible puesto que a nadie le gusta ponerse en lo peor y menos cuando es feliz con todo lo que tiene en su vida. Pero cuando empezamos a tener familia nuestro corazón debe ir por un lado y nuestra cabeza por otro.

Un seguro de vida es algo altruista, se hace pensando en tus seres queridos dejando a un lado todo tipo de prejuicios.

Una de las cosas que podemos pensar cuando se nos plantea la oportunidad de hacernos un seguro de vida es que somos demasiado jóvenes para ello. Es algo que no tiene nada que ver, hay personas que están casadas o tienen hijos jóvenes, además es el mejor momento para hacerlo puesto que las primas del seguro son más baratas entre más jóvenes seamos.

Si alguna vez ocurriera la desgracia, el seguro de vida ayudaría a cubrir las necesidades de nuestra pareja o hijos. Normalmente las personas a lo largo de nuestra vida contraemos deudas, créditos, hipotecas… Frente a esta situación lo mejor es facilitar a nuestros familiares el pago de todas estas deudas, que al fin y al cabo tendrán que asumir ellos una vez que no estemos.

Con el dinero que genere la póliza se podrán pagar los gastos financieros pero también los gastos que generen el entierro o funeral. Parece estúpido pensar en ello pero un entierro es muy caro.

El seguro de vida también suele cubrir la invalidez permanente, hecho que te imposibilitaría trabajar y generar ingresos para ti y los tuyos. Este es otro punto a considerar sobre todo si eres el cabeza de familia.

En definitiva, si decidimos hacer un seguro de vida recordemos que es un respiro financiero, que ayuda con los gastos y deudas. Además puedes asegurar el futuro de tus hijos ayudándoles a pagar sus estudios y gastos varios. Incluso algunos seguros brindan la posibilidad de ahorro a largo plazo para asegurar una buena jubilación.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: