La importancia de tener prioridades

Cada persona interpreta la vida a su manera, del mismo modo cada uno establece sus prioridades siguiendo la visión que tiene de la vida

Para algunos vivir es tener lo que desean en el momento, mientras que otros disfrutan recorriendo el camino que hay que seguir para conseguir el reto marcado. 

La importancia de tener prioridades

Quien más y quien menos, ha escuchado a alguien contar que ha vivido muchas y numerosas experiencias, alejado de su familia y amigos, habiendo viajado por todo el mundo, montando negocios y dedicándoles el tiempo necesario para que estos prosperasen del modo adecuado. Es la forma de vivir que ha elegido, pero solo se dedica a acumular experiencias. Sin embargo, también se escuchan otro tipo de historias aquellas en las que el protagonista renuncia a asistir a algún evento, porque tiene una reunión familiar. Otra forma de vivir pero sabiendo poner prioridades.

Aunque tener muchas y variadas experiencias está bien y forman parte de la vida, solo sirven para acumular historias que contar antes de morir. Mientras que lo que realmente importa es vivir cada momento y disfrutar de todas las personas y circunstancias que se presentan en la vida. En ocasiones,impresiona más aquél que es capaz de dejar de asistir a una fiesta, por ejemplo, para estar con quien le necesita; que el que presume de hacer muchas cosas y vivir intensamente, pero deja de lado a los suyos. 

Es lo de siempre encontrar el término intermedio y el equilibrio

En la vida hay muchos aspectos que se quieren cubrir, por lo que lo interesante es aprender a encontrar ese equilibrio tan necesario, y que suele resultar tan complicado de encontrar. 

El único medio que parece que puede ayudar a encontrarlo es tener prioridades y saberse organizar. 

Muchas personas, consideran más importante cubrir solo algunas facetas, que hacer otras que solo le parecen una obligación y son las que realmente les fastidian. 

Tampoco se trata de renunciar a los sueños de cada uno por no decepcionar a los demás. No se puede hacer la vida en función de los demás; ni en función de lo que quieran otros.

Todo se consigue cuando se hace lo que uno debe y puede hacer. Cuando se renuncia a algo de forma consciente y, porque siente que es así como debe hacerlo, es mejor que cuando se renuncia a algo porque lo imponen u obligan los demás. Es cuestión de tener prioridades y saber que es lo mejor para cada uno en el momento en el que le toca elegir. 

 

 

La importancia de tener prioridades

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: