desarrollo

La importancia de los juegos educativos

La naturaleza del ser humano lo incita a jugar continuamente. Esa necesidad destaca más en la edad temprana o, mejor dicho, durante nuestra infancia. En cuanto al deseo de jugar, se asemeja a los cachorros del mundo animal, atraídos éstos por todo lo que se mueve.

Ya en la edad adulta, muchos nos olvidamos del juego en todas sus facetas por muchas razones:

  • Por falta de tiempo
  • Por cansancioPor tener demasiado trabajo
  • Por creernos demasiados adultos
  • Por mantener la creencia que el juego es reservado para los niños
  • Por creer que tenemos cosas más importantes que hacer
  • Etc.

desarrollo

¿Por qué es importante jugar?

El juego forma parte del aprendizaje durante el desarrollo del ser humano. Es una parte vital que hay que satisfacer para ayudar a las personas a desarrollarse y a madura desde muy temprana edad. Mediante el juego, el niño desarrolla habilidades corporales como la motricidad, aplica su fantasía durante el juego y abre la mente creando nuevas ideas. El desarrollo intelectual está implicado en los juegos.

desarrollo

¿Qué aprendemos al jugar?

Normas. Cada juego está basado en una serie de normas según las cuales se rige el juego. Aprendemos desde muy pequeños la importancia de seguir una serie de reglas para poder jugar, bien sea en grupo así como en solitario. Muchos juegos son para dos o más jugadores en los cuales una de las normas es el respeto basado en respetar el turno, además de la convivencia y el compartir. El entendimiento que formamos parte de una comunidad en la que hay que compartir. Es más, desarrollamos nuestra mente o cerebro mediante la fantasía que aplicamos en los juegos. Esto a su vez nos ayuda a aprender a pensar. Otra cualidad que desarrollamos es el ayudar a los demás. Siempre habrá algún juego que en un momento dado nos cuesta aprender o realizar y recibimos ayuda de alguien. Igualmente le ayudaremos a alguien en un momento dado a superarse en un juego determinado. Mediante el juego, aprendemos a ponernos metas así como a perder en momentos determinados.

A modo de esquema, aprendemos:

  1. Normas y reglas
  2. Respeto
  3. Convivencia
  4. Compartir
  5. Ayudar
  6. Admitir la necesidad de ayuda
  7. A poner metas
  8. A perder
  9. A pensar

Todas estas cualidades nos ayudan a madurar. Según el juego que sea, sobre todo en los juegos educativos, podemos aprender incluso la base de las matemáticas, fomentamos las bases para la lectura, la música, el deporte y otros aspectos de la cultura, manualidades… hay un sinfín de temas que se pueden aprender hoy en día mediante los juegos.

Los juegos enriquecen a la persona como ser humano y tienen mucho que aportar, de ahí no cabe duda de que no es sólo algo de niños.

LOS JUEGOS SON PARA LOS NIÑOS

Erróneo. Hay juegos para cada edad y el aprendizaje no conoce límites. Nos ayudan a recordar nuestra infancia, a pasar tiempo agradable entre familia y amigos, así como a divertirnos. El juego como ocio nos ayuda a relajarnos y a recordar nuestra infancia, así como establecer una buena comunicación con los demás y seguir aplicando mediante la práctica unas cualidades que aprendimos durante nuestra infancia, pero que fácilmente pueden ser olvidadas. Aún hoy en día hay adultos que no saben perder, no quieren ayudar para, por si acaso, no convertirse en perdedor y, en ocasiones, nos cuesta acatar las normas. Parece más fácil acudir a las trampas.

El sentido del juego

Los juegos están para enseñarnos, aprendemos jugando, es la forma más fácil, divertida y amena para prepararnos al gran juego que se llama vida. A la vez nos ayuda a distraernos, a pasar unos ratos agradables y a fomentar cualidades como la comunicación y la amistad. Saber integrarse en la comunidad y saber perdonar o reconocer una equivocación son aspectos de la vida que deben ser aprendidos.

El juego no debe ser tomado a la ligera, ya que forma una parte vital en el desarrollo del individuo. Debemos cuidar la calidad de los juegos y disfrutar de ellos en la compañía de los seres que más cariño y afecto le tengamos. Enseña a tus hijos a jugar para aprovechar bien el aprendizaje. Aprendiendo con placer, el aprendizaje es más eficaz y duradero. Es más, si compartes el tiempo, el juego y el aprendizaje con tus hijos, de grande te lo agradecerán.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: