El primer presidente democrático tras la muerte de Franco

En España siempre hemos presumido de haber llevado a cabo un proceso de transición de una dictadura a una democracia de forma modélica. Ciertamente dicha transición política estuvo muy bien planificada desde los últimos años del franquismo –el propio Franco le había reconocido a Vernon Walters, director adjunto de la CIA, que tras su muerte vendría la democracia a España en un entrevista mantenida en 1971-, aunque el adjetivo de modélico ha sido puesto en cuestión desde hace ya muchos años por diversas personalidades que la han investigado a fondo, ya sean historiadores, politólogos, economistas o periodistas. Pero desde luego el proceso siguió las líneas que habían sido trazadas a la perfección. Conviene detenerse en algunos aspectos:

1-La aparición de un nuevo partido de izquierdas y el aislamiento del Partido Comunista. Esto se consiguió con la refundación del PSOE. Desde el propio aparato del Régimen se ayudó a un grupo de socialistas jóvenes (Felipe González y Alfonso Guerra entre ellos) para que alcanzaran el poder dentro del partido. En los últimos años del franquismo la policía “hacía la vista gorda” en la frontera ante el paso de propaganda socialista mientras que era inflexible con la propaganda comunista. En esos últimos años del régimen, los servicios secretos españoles mantuvieron varias reuniones con los dirigentes socialistas, y serían esos mismos servicios secretos los que facilitarían los pasaportes –y escoltarían- a Felipe González cuando este acudió al Congreso de Suresnes, donde sería nombrado Secretario General. También fue determinante en el ascenso del PSOE el constante flujo de dinero que le transferían la Internacional socialista, el SPD alemán y fundaciones afines, los socialdemócratas venezolanos o los israelíes (España comenzó a mantener relaciones diplomáticas con Israel bajo el gobierno de Felipe González).

Hay opiniones, como la de Alfredo Grimaldos o Rafael Pérez Escolar, que mantienen que detrás de este proceso se encontraba la mano de la CIA, puesto que Felipe González era un socialdemócrata más próximo a lo que representaba el SPD alemán que al socialismo de Rodolfo Llopis, último dirigente socialista anterior a González. No olvidemos que el SPD había renunciado al marxismo en 1959 y que en ese momento Alemania prohibía la existencia de un Partido Comunista Alemán.

2-Se mantuvo el franquismo sociológico. Después de la muerte de Franco no se depuró ni la judicatura, ni hubo ningún juicio por posibles abusos cometidos durante el franquismo. Personajes como Juan Luis Cebrián, que había sido el último director de informativos durante la época de Franco, pasaría a dirigir el periódico progresista por excelencia en España.

El histórico dirigente comunista

De todo esto se pueden sacar algunas conclusiones:

a) Los que mandaban en tiempos de Franco evitaron cualquier tipo de responsabilidades y pudieron seguir viviendo bien, aunque para ello en algunos casos tuvieran que cambiar de chaqueta.

b) Los aliados de España (Estados Unidos especialmente) consiguieron el objetivo de que España entrara en la OTAN -aunque tardaría aún algunos años- y evitaron que España se viera gobernada por un partido de corte comunista.

c) Pese a lo que se ha dicho en muchas ocasiones, la Transición no fue un período pacífico. Entre 1976 y 1982 más de trescientas personas fueron asesinadas por ETA, a las que habría que unir los más de ochenta muertos asesinados por los GRAPO, y el centenar aproximadamente, de muertos por la extrema derecha y violencia de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Elenco de personalidades de suma importancia del período

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: