El idioma castellano (de Castilla) o español es, hoy en día, uno de los idiomas más hablado a nivel mundial. Tiene su origen en Hispania, como se llamaba antiguamente a España durante la dominación del imperio romano y fue desarrollándose a partir del latín, idioma universal durante el imperio romano, y del cual ha ido evolucionando a lo largo de varios siglos. Por esta razón, por tener su raíz en el latín, se le considera como idioma romance, igual que el italiano, el francés y el portugués, que tienen igualmente sus raíces en este idioma, el latín, pero se han desarrollado paralelamente hasta llegar a ser los idiomas modernos como los conocemos hoy en día. De ahí que el latín se conoce actualmente como un idioma muerto, no porque haya muerto de verdad. De hecho, se ha conservado prácticamente en su totalidad y se puede aprender como otro idioma más y hablarlo perfectamente como cualquier otro. Más bien, se le considera muerto simplemente porque hoy en día ya no se habla en ningún país o región. Así que, en lugar de decir que está muerto, se podría decir que está sencillamente dormido. Pero aún se conservan textos y libros en latín.

Algunos de los cambios que ha sufrido el español a partir del latín son los siguientes:

- El diptongo au se ha convertido en la vocal o. Ejemplo: aurum = oro

- La terminación –um en latín se convirtió en la letra -o al final en español.

- La combinación de los consonantes pl se ha convertido en ll. Ejemplo: plenum = lleno

- La combinación de letras –ili- en el centro de una palabra se convirtió en –ej-. Ejemplo: consilium = consejo.

Esto son sólo algunos ejemplos de los cambios que ha sufrido el idioma al evolucionar. Se podría decir que el latín es nuestro idioma madre.

Tras las conquistas y colonizaciones españolas en América del Sur a partir del siglo XV, el idioma se iba expandiendo por el mundo, quedando hoy en día establecido como idioma oficial en prácticamente toda Latinoamérica con excepción de Brasil y, parcialmente, en Centroamérica.

Los países, donde el español es el idioma oficial, son los siguientes:

- Argentina

- Bolivia

- Chile

- Colombia

- Costa Rica

- Cuba

- Ecuador

- El Salvador

- España

- Guatemala

- Guinea Ecuatorial

- Honduras

- México

- Nicaragua

- Panamá

- Paraguay

- Perú

- Puerto Rico

- República Dominicana

- Sáhara Occidental

- Uruguay

- Venezuela

Hay varios países como por ejemplo Alemania, donde se ofrece el español como asignatura opcional en los institutos, después del inglés que es obligatorio y el francés, también una asignatura opcional.

Hoy en día el español es un idioma riquísimo en cuanto al vocabulario y dialéctica y, aunque es un solo idioma y el mismo en todos los países, se utiliza diferentes acentos, formas y palabras según el país donde se hable. De ahí, mientras “conversamos” en España, “platicamos” en Méjico. Cuando hablamos de “coger” un objeto en España, en Argentina y en Venezuela es mejor utilizar la palabra “agarrar”, ya que el verbo coger recibe un significado completamente distinto en estos dos países mencionados. A continuación otros ejemplos más como comparativa:

España                            Venezuela

Plátano                     Cambur*

Rabia                       Arrechera

Papaya                     Lechosa

Sandía                      Patilla

Cosa                        Vaina

Alubias                     Caraotas

Bien                         Chévere

 

*(Plátano en Venezuela es el plátano macho y es más grande que el plátano conocido como tal en España.)

En cuanto a las formas, incluso dentro de España se utilizan distintas formas de hablar. Mientras en la península ibérica se utiliza la forma verbal de la tercera persona de plural vosotros (ejemplo: vosotros habláis), en las islas canarias se utiliza en su lugar la forma de la tercera persona de plural (ustedes hablan). Esta forma también es común en Cuba y en Venezuela. Otra diferencia es la forma de la segunda persona singular utilizada en Argentina y Uruguay (dos países donde se habla prácticamente idéntico y difícil de diferenciar para una persona que nunca ha estado ahí), donde se utiliza la forma de “vos” (vos hablás, vos escuchás, etc.).

En resumen, este idioma, el español, es bastante complejo e interesante, aparte de preciosos y vale la pena estudiarlo más a fondo para conocerlo mejor en todas sus variedades.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: