identidad

IDENTIDAD ¿Quién soy? Mi documento de identidad dice que soy Judith Bernal Cano pero si mis padres me hubiesen registrado con otro nombre dejaría de ser yo? Pues no, YA QUE NO SOMOS nombres y apellidos, o ciudadanos de cualquier país, en este caso colombiana, pero y si hubiese nacido en otro país dejaría de ser yo? No, lo que pasa es que ya nos hemos acostumbrado a decir que nuestra identidad es lo que dice el documento de identificación. Amigo no somos un pedazo de papel con una información fría y de carácter organizacional, con una serie de datos alfanuméricos, que ayudan a controlar a los ciudadanos de cada país. Nuestra verdadera identidad es lo que somos por dentro no por fuera, a veces calificamos a las personas por la ropa, por el título, por la posición económica, por la casa, por el carro. Pero no por lo que realmente es la persona. Así que mi identidad no es mi peinado, no es mi ropa, no es mi profesión. ¿ENTONCES CUAL ES MI VERDADERA IDENTIDAD? Hagamos al hombre a nuestra imagen y nuestra semejanza, para que domine sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados y sobre todas las bestias de la tierra y sobre cuantos animales se muevan sobre ella.” (Gen 1,27) Fuimos creados a imagen de Dios, siendo capaces de conocer y amar libremente a nuestro Creador. Somos las únicas criaturas sobre la tierra a la que Dios ama por sí misma, y a la que llama a compartir su vida divina, en el conocimiento y en el amor. Por ser creados a imagen y semejanza de Él, tenemos la dignidad de persona: no es solamente algo, sino alguien capaz de conocerse, de darse libremente y de entrar en comunión con Dios y las otras personas. Esta es la identidad con que fuimos creados, y el destino glorioso al que estamos llamados a cumplir.  Lea...(Isaías 43:1-7) CUANDO ESTAMOS SEGURO DE ESTA PROMESA (Isaías 43:1-7), ADQUIRIMOS UNA IDENTIDAD PROPIA Cristo nos devuelve nuestra identidad, es una de las primeras cosas que Dios hace en la vida del ser humano, viviendo en nosotros, porque ahora que lo hemos aceptado en nuestro corazón somos la identidad de Él. Con cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la del hijo de Dios, el cual me ama y se entregó a si mismo por mí. (Gálatas 2:20). Ahora no es que cristo nos borra la mente vieja y nos da otra nueva. Jesús logra aprovechar nuestro pasado para mejorar nuestro futuro y así nuestra identidad comienza a ser sanada. Para concluir este hermoso tema, recuerden que cuando tenemos la identidad de nuestro Padre Dios, sentimos un gusto de ser nosotros mismos, una inmensa alegría, una gran felicidad de haber sido creados por Él. 1 Juan 1-5 Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo es nacido de Dios. Amén.

identidad

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: