• El trabajo diario hace que muchas veces nuestras manos queden con olor desagradable, como el de la lavandina, ajo o cebolla. Quítelo frotando una cuchara de acero inoxidable bajo el chorro de agua de la canilla.

• Quitamanchas para ropas de bebé: es común que los bebés vomiten un poco de leche y ésta al cortarse tiene olor muy fuerte. Para tratar estas manchas al instante, tenga listo en un frasquito 50 ml de agua con una cucharadita de bicarbonato de sodio. Agítela antes de usar embebida en una mota de algodón.

• Cuellos y puños en perfecto estado: si se trata de telas delicadas, no es fácil quitar las rozaduras de cuellos, puños y dobladillos. Proceda así: humedezca ligeramente, pase una pastilla de jabón a lo largo de la marca, deje reposar 5 o 10 minutos y luego frote delicadamente con un cepillito suave. Por último enjuague.

• Para hacer tomates secos: Corte los tomates al medio, saque las semillas y el jugo, colóquelos en una asadera al sol, dándolos vuelta para que se sequen parejos. Al cabo de unos días déle un golpe de horno, pincele con aceite y guarde en frascos de vidrio.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: