Hay muchas ideas para relajarte durante el embarazo, pero la mejor idea, es que te dejen tranquila. Es horrible sentirte rodeada de gente que opina sobre lo que no sabe porque cada mujer es un mundo y lo que vale para una no vale para otra. Yo os recomiendo no hacerles caso a esas suegras, a esas cuñadas, a esas amigas que todo lo saben y no saben nada. En el grupo de aconsejadoras de las que debes huir están también las madres y hermanas, por supuesto. Tu madre, pro mucho que la quieras, cuando tú estás esperando un bebé, no te considera ya hija sino madre de su nuevo nieto.

 

Las ideas para relajarte cuando estás embarazada pueden resumirse en tres ideas:

-Un masaje para activar la circulación e hidratar la piel con la crema hidratante que te aplicas mientras vas masajeando tu cuerpo entero o te lo masajean.

-Una ducha relajante. Acabas antes que con un baño relajante y te vale igual que el baño para quitarte la tensión de encima.

-Que te ayuden los que te rodean, es decir, que te hagan la comida, la limpieza de la casa y que te cuiden a los hijos que ya has parido. Para eso tienes a tu marido y a esas abuelas que disfrutan cuidando a los nietos.

 

 

Relajarte cuando estás embarazada es posible. Sólo tienes que proponerte no obsesionarte. El mundo funciona sin que estés tú haciéndolo todo. Te aseguro que tu santo esposo y tus hijos sobreviven sin que seas tú la que les haces la comida y la mayoría de las tareas del hogar. No es mal momento, para decirle a tu marido que gane más dinero para tener pasta para pagar el sueldo de una asistenta. A una mujer embarazada no le niegan nada los maridos enamorados.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: