fotografia

Vivir experiencias nuevas con la temperatura de cinco grados bajo cero es posible en el Ice Bar Barcelona donde la barra, las paredes, los muebles y decoración en general son de hielo que su propietario trae especialmente desde Bélgica. Cuando se llega a este local, al entrar facilitan un esplendido chaquetón y unos guantes para resguardarse de la temperatura del interior.

fotografai

La estancia suele ser de 45 minutos tras los cuales se accede a una terraza con vistas al mar donde se retoma la temperatura normal del momento. En el Ice Bar se pueden tomar bebidas con y sin alcohol pero dado el ambiente "fresquito" del lugar lo que más apetece es una copa de un buen ron o un tequila para que caliente nuestro interior.

fotografai

fotografia

Para visitar este local hay que reservar con varios días de antelación, sobre todo ahora que es verano pues todo el que pasa por Barcelona siente curiosidad por experimentar y notar el frío del hielo del Ice Bar, y no digamos los más calurosos que se convierten en asiduos del lugar. Abierto desde 2007, se ha convertido en un lugar emblemático de la Ciudad Condal despertando mucho interés debido a que el diseño, las esculturas y mobiliario en general se renueva cada 6 o 7 meses trayendo y esculpiendo nuevos bloque de hielo.

fotografia

Esto despierta mucho interés ya que es un local cambiante y se realizan diseños modernistas estando en ocasiones inspirados el el Parque Güell, esculturas en forma de diablos, obras de Gaudí, etc. Por todo ello, resulta un lugar diferente y excitante, frecuentado por gente simpática y divertida y que despierta curiosidad al renovarse cada cierto tiempo. El Ice Bar Barcelona es un local que no hay que perderse al visitar la Ciudad Condal que es en la actualidad la ciudad con más turismo de España.

Fuente:

Ice Bar Barcelona.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: