Ultimamente la sociedad se ve vulnerada a los tsunamis, que han acabado con ciudades costeras, ocasionando incalculables daños materiales. En este caso voy a dejar de hablar de esos tsunamis, voy a hablar de tsunamis que son generados por los medios y que terminan por permear nuestro entorno.

Continuamente los medios lanzan "hits musicales" que debastan con gran cantidad de música local, devastando también la identidad y la cultura. El hecho de que sean el boom del momento hace que miles de discos sean vendidos por gente que los compra por el simple hecho de ser el boom. Una vez pasa el tsunami los discos son consumidos por el polvo, no creo que a eso le podamos llamar gusto.

Hay una clara manifestación del gusto en los mayores, conozco muchos casos en que están tan aferrados a sus discos de acetato, que sufren cuando se les raya uno. Yo creo que no puede haber una manifestación mas sincera.

Cada vez es mas pronunciada la diferencia de esos míticos artistas con estos tsunamis musicales, con el primer grupo me refiero a Silva y Villalba en la música colombiana, Alci Acosta, Julio Jaramillo en el Bolero.

Las canciones de los míticos artistas, tenían la intención de trasmitir las realidad del entorno, acompañado de tiples, bandolas, guitarras, maracas y percusiones. Con lo que cada uno de de sus oyentes se identifica y lo conllevaba a vivir cada letra y cada nota musical.

Los tsunamis musicales tienen una sola finalidad, golpear "ser un hit", ganar galardones del mas vendido por las disqueras. La magnitud de tales tsunamis rompe cada vez mas barreras, conlleva a que los temas que se canten en las canciones sean lo mas superficiales y generales. Los temas que mas suelen ser abordados son el Sexo, el alcohol, el amor idílico, las escenas de celos, etc.

De esta forma surge la necesidad de encontrarse con la música que obedezca verdaderamente con lo que uno es. Vale la pena abstraerse de la corriente humana, el mejor lugar es en el que uno este solo. En el que uno no esté sujeto a la mirada de las demás persona. En el que uno pueda escuchar lo que quiere sin temor a los prejuicios. Sin el animo de hacerle propaganda a YouTube, este facilita la tarea de curiosear entre los hipervnculos y dar con ese grupo ajeno al gusto colectivo y que verdaderamente responde al gusto personal.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: