IRENE llegó y pronto se fue, las consecuencias que se temían del huracán fueron simplemente precauciones, cierto es que Irene ha causado en la región de Nueva York al menos 3 muertes,una de ellas una mujer que llamó al servicio de emergencias cuando ya tenía el agua dentro de su coche a la altura de su cuello y que fue encontrada 8 horas después de dicha llamada, la otra muerte fue por un cortocircuito y la otra por un fuego provocado por el huracán, 3 personas han perdido su vida, varios arboles han caído fruto de los fuertes vientos y la tormenta y miles de vecinos se han quedado sin electricidad, las inundaciones han sido otro de los graves problemas surgidos a raíz de este huracán, pero todos los neoyorquinos coinciden en que fue simplemente un gran susto.
La ciudad acogía al huracán con miedo y expectación, la histeria neoyorquina llevo a los ciudadanos a prepararse para lo peor atrincherandose en casa y comprando comida y demás cosas necesarias para el fin del mundo, pero finalmente el huracán aunque trajo consigo inundaciones, cortes de luz, fuertes vientos y una estampa desoladora en una Nueva York desierta, poco a poco fue perdiendo fuerza y los vecinos salieron a la calle a observar las consecuencias esperando ver una zona más desolada, con más consecuencias, y simplemente se han encontrado con poco más que los desperfectos ocasionados por una fuerte tormenta de verano.
Gracias a Dios solo a sido eso, aunque una de las cosas positivas con las que me quedo de este infortunio es con la calma, preocupación y sobreprotección que el alcalde de la ciudad ha tratado este fenómeno y es que no es fácil dirigir una ciudad con más de 8 millones de habitantes y mucho menos desalojar a un porcentaje de estos y reubicarlo en otros puntos de la ciudad, la evacuación ha sido un éxito y probablemente gran parte de la responsabilidad de que tan solo hallan sido 3 las personas que han fallecido a sido gracias al alcalde y a su gabinete de consejeros. Un último para los taxistas, conductores de autobús, de ferry, policías, servicios de emergencias y bomberos, que han funcionado como auténticos héroes, otra vez, a un par de semanas del décimo aniversario del 11 de Septiembre me gustaría dedicarles un reconocimiento especial.

Por hoy nada más, "la ciudad que nunca duerme" hoy podrá dormir tranquila.

resultado de Irene

resultado de Irene

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: