dactilares

Huellas dactilares

Las HUELLAS DACTILARES representan la identidad personal e intransferible de cada una de las personas. No hay ninguna huella dactilar que sea exactamente idéntica a otra. De ahí, es nuestra identificación personal o firma.

Su historia se remonta a la antigua Babilonia, en cuyo mundo las personas firmaban los documentos registrados en arcilla grabando su huella dactilar o, dicho de otra forma, firmaban con su dedo para mostrar la identidad del propietario intelectual. Ya los babilonios del mundo antiguo sabían que había una diferencia en la huella dactilar, aunque no poseían aún de las mismas facilidades ni la tecnología de las que disponemos en el siglo veinte.

dactilares

En el año 1892, el antropólogo inglés Francis Galton publicó un libro llamado “Huella dactilar”, basado en sus estudios de las distintas razas humanas, en los que incluía los gemelos genéticamente idénticos.

Juan Vucetich, investigador argentino, mejoró el sistema elaborado por Francis Galton y pronto se comenzó a utilizar para las investigaciones policiales en Argentina. En 1904, Vucetich presenta su trabajo oficialmente en el segundo congreso médico de Buenos Aires, un trabajo basado en la dactiloscopia comparada.

La DACTILOSCOPIA es, hoy en día, la ciencia que estudia la identidad personal mediante la huella dactilar.

Como es bien sabido, dejamos nuestras huellas en todo lo que tocamos debido a la grasa de la piel y el sudor que traspasa las manos. Si observamos bien la yema de los dedos, vemos unos relieves en forma de líneas encorvadas. Si las llenamos con tinta y tocamos un papel, vemos dichas líneas perfectamente trazadas.

Al llegar en contacto con superficies lisas, gracias a los relieves que tienen nuestras yemas de los dedos y la grasa de la piel, se forma la marca en la superficie muchas veces no visible a simple vista.

Pero, ¿quién no ha hecho ya la prueba con el celofán?

En el siglo XXI, nadie pone en duda la eficacia de la huella dactilar que se ha introducido en nuestra sociedad y está a la orden del día. Actualmente sirve para:

  • Firma digital para documentos de identidad (DNI, Pasaporte, Firma en Internet…)
  • Criminalística (identificación del autor de un crimen, ya existen ficheros completos con huellas dactilares)
  • En sistemas de seguridad (para abrir una casa, para ingresar en sistemas informáticos…)
  • Identificación del personal de una empresa (para fichar la llegada / salida del personal o trabajador, algunos bancos lo utilizan para entrar en los sistemas informáticos…)
  • Y muchos otros sistemas más.

dactilar

dactilar

No obstante, para toda ley también existe la trampa. De ahí, se puede evitar la huella dactilar como rastro o identificación mediante el uso de guantes. En cuanto al crimen intencionado, existen casos en los que algún individuo se ha quitado la piel de la yema de los dedos para no dejar rastros de cualquier huella dactilar.

Gracias a las huellas dactilares, se ha podido demostrar en muchos casos la autoría de un homicidio para atrapar al verdadero autor de los hechos. Es una ciencia útil al servicio de la sociedad. Antes de introducir este sistema de reconocimiento, se han cometido muchos más errores en el sistema jurídico atrapando y castigando a personas inocentes. Aunque siguen persistiendo los errores, se han podido reducir enormemente gracias a este sistema de las huellas dactilares.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: