El pasado martes 12 de Febrero de 2013 se realizó uno de los hallazgos más importantes en la ciudad prehispánica de Tehotihuacán en el Estado de México. Se trata de una escultura tallada en andesita que representa a Huehuetéotl (El Dios viejo o Dios del Fuego), hasta ahora la más grande que se ha encontrado en este complejo arqueológico.

El descubrimiento fue realizado por trabajadores del Instituto de Antropología e Historia (INHA). El arqueólogo Alejandro Sarabia, quien junto con su colega, el doctor Saburo Sugiyama, de la Universidad Provincial de Aichi (Japón), quien desarrolla, desde 2005 el Proyecto Pirámide del Sol, informó que las piezas se encontraron al interior de una fosa —de 4 metros de ancho, 17 de largo y 5 m de profundidad—, que probablemente data de finales del siglo V o inicios del VI de nuestra era. Por su parte La arqueóloga Nelly Zoé Núñez Rendón, también investigadora del Proyecto Pirámide del Sol, destaca que los hallazgos en la cúspide de la pirámide destacan por su gran formato. La escultura de Huehuetéotl (que se halló completa en 75 por ciento) tiene 58 cm de altura y pesa alrededor de 190 kilos y conserva, en un caso inédito, parte de la pigmentación original sobre los diseños geométricos en bajorrelieve e iconográficamente dista de otras representaciones de la deidad. Sus brazos aparecen entrecruzados, las arrugas del rostro son poco profundas, la decoración de su brasero es atípica, porta un antifaz, además de moños, tanto en la cabeza como en el cuello. Este espectacular descubrimiento podría indicar que la Pirámide del Sol fue escenario de cultos de carácter ígneo (dedicados al fuego) y de finales de ciclos calendáricos.

Junto con la escultura se encontraon, también dos, estelas completas de piedra verde, todas ellas lisas, la primera —de 2.56 m de largo y 955 kilos (el monolito de piedra verde más grande de los 20 registrados en Teotihuacán)—, la segunda estela —de 1.40 de alto y 300 kilos—, fue descubierta en la primera semana de diciembre pasado. Para su transportación a las oficinas del proyecto de investigación, se requirió del apoyo de personal de la zona arqueológica, particularmente de las áreas de restauración y museografía, que supervisaron su embalaje y descenso desde 66 m de altura, mediante un sistema de cuerdas y anclajes en los diferentes cuerpos de la Pirámide del Sol.

Huehuetéotl Escultura prehispánica

Transportacion de la escultura

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: