Hotel Il Guercino. Hotel de 3 estrellas *** cerca de la estación de trenes de Bolonia.

*** LOCALIZACIÓN ***

Si vuestra intención es visitar la ciudad, este hotel no es el mejor para vosotros. Si vuestra intención es viajar mucho en tren por las ciudades de los alrededores, entonces es perfecto. En mi caso, mi tour por Italia terminaba en Bolonia porque desde allí salía mi vuelvo de vuelta a España. Lo que hice fue irme un día antes a Bolonia, desde allí moverme hasta Venecia en tren, dormir en Bolonia otra vez e ir al aeropuerto. Por eso escogí este hotel, porque queda muy cerquita de la estación de trenes, por la parte de atrás. Pero si tu intención es pasar varios días en la ciudad visitándola, escogería otro hotel un poco más céntrico. Que Bolonia no es demasiado grande, en 10 minutos a pie te puedes poner en la Plaza Mayor de la ciudad, en el centro, pero no es para nada el hotel más céntrico que podéis encontrar.

Otro dato que debo dar es que está en una zona en la que viven muchos inmigrantes, por si eso puede influir en vuestra decisión de alojaros en él.

*** PERSONAL ***

No tuve demasiado contacto con el personal del hotel... Sólo a la llegada y a la partida. Sí es verdad que cuando llegué pedí información sobre qué cosas ver en la ciudad, para al menos aprovechar la tarde y dar una vuelta, y aunque lo intentaron (nos dieron un mapa y nos señalaron lo más importante), realmente no había mucho que ver. De todas formas, las personas de la recepción fueron muy amables.

*** LA HABITACIÓN ***

En las fotos sí que me gustaron las habitaciones, pero la que nos tocó a mi amiga y a mí no me gustó nada de nada. Es como cuando un arquitecto hace un edificio impresionante pero le queda una habitación un poco de sobra... pues así. Las camas separadas, una era un sofá cama, y la otra era una camita encasillada en un saliente profundo de la pared. Parecía un nicho. Un rectángulo grande metido en la pared, sin nada a los lados, porque no cabía ni una mesita de noche, y allí la cama. Había tele de pantallas plana, aire acondicionado, etc., pero por ejemplo, si yo veía la tele, mi amiga en la otra cama no podía verla. Si la veía ella, no podía verla yo (estaba en la pared, en un brazo móvil, y la tele entre las dos camas (que estaba una enfrente a la otra). Un poco incómoda en ese sentido. El cuarto de baño, era amplio y estaba muy limpio.

*** COMIDA ***

No comí, ni cené, ni desayuné en el hotel, así que lamentablemente no os puedo dar información en este aspecto.

*** PRECIO ***

No recuerdo el precio exacto de cuando yo estuve, pero sé que fue alrededor de 50-55 euros la noche en habitación doble. Menos de 30 euros por persona. Así que está muy bien, ya que la habitación tenía aire acondicionado, secador, cuarto de baño, televisión, y estaba bien situado en relación a la estación. Un buen precio.

En conclusión, puedo deciros que la estancia en el hotel estuvo bien. Es verdad que, aunque estoy intentando ser lo más objetiva posible, no tengo un buen recuerdo de mi estancia en Bolonia, así que no me queda un buen recuerdo de nada relacionado con esa ciudad. Llegamos una tarde, visitamos la ciudad esa tarde y volvimos al hotel. Dio la casualidad que aunque la decoración era muy original, en concreto nuestra habitación no me gustó demasiado, por eso de la cama que estaba en un cubículo y la otra cama que no era cama, sino sofá cama, y el problema de la televisión entre las dos camas... aunque supongo que otras habitaciones estarían mejor repartidas, y la verdad es que el edificio era muy bonito y me parece que tenía hasta gimnasio (pero nosotras no lo probamos).

Dio la casualidad que la ciudad nos pareció horrible, además la cogimos lloviendo, veníamos de Florencia, que nos había encantado y en la que habíamos conocido a gente majísima, y ahora teníamos que estar en Bolonia porque así lo habíamos preparado desde casa. El segundo día ya nos fuimos a Venecia, y cuando volvimos, en Bolonia seguía lloviendo, había una tormenta horrible. Y no sé, entre el calor que hacía (pleno agosto), más las lluvias, más las cosas que no nos gustaban de la habitación, más la nostalgia de Florencia, más lo fea que nos pareció la ciudad, todo eso hizo que en general la sensación de lo vivido allí no fuera, al final, demasiado agradable. Por eso no puedo asegurar que volviera a ese hotel, pero por eso lo digo, es problema mío, percepción mía por la mala experiencia general, pero el hotel está chulo.

En las fotos os dejo algunas cosas de las que os hablo... y en la foto de la cama marrón (el sofá cama), en la esquina superior, podréis ver la tele, y así entenderéis lo que os decía. La foto la saqué desde la cama encajonada.

Espero haberos ayudado al menos un poquito.

Hotel Il Guercino pasillo

Il Guercino cama encajonada

Il Guercino sofa cama

Il Guercino baño

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: