fotografia

Rodeados de nieve, los iglús del hotel Kakslanttanen en Finlandia ofrecen contemplar el fenómeno más impresionantes del mundo, la aurora boreal. Situado en tierras vírgenes de Laponia aunque los iglús están instalados en plena naturaleza, permiten desplazarse andando a los muchos servicios que el hotel ofrece como es el restaurante y otros espacios que sirven de complemento. La idea es que los clientes dispongan de todo lo que puedan necesitar para una vacaciones maravillosas y diferentes y como estamos en Finlandia no podían faltar en los iglús las saunas.

fotografia

fotografia

La noches polares son mágicas se se viven en invierno con una semi penumbra de color azul oscuro, llegando enero es cuando el sol regresa y los días se van alargando rápidamente. Los veranos en Laponia comienzan a mediados de mayo y duran hasta agosto y durante estos meses nunca se pone el sol por lo que son de lo más intensos. Las temperaturas son agradables las 24 horas y se puede caminar con sol tanto de día como de noche y este largo verano dura hasta septiembre cuando los colores empiezan a pintar el cielo.

fotografia

Aunque el hotel Kakslauttanen se encuentra situado dentro de un territorio totalmente natural, los que eligen pasar unas vacaciones diferentes y lejos del bullicio de las playas repletas de gente disponen de todos los servicios y son atendidos por personal cualificado y preparado para este tipo de hotel. El personal habla diversos idiomas y siempre están dispuestos a solucionar cualquier problema o deseo que los clientes tengan en un ambiente acogedor y familiar.

fotografia

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: