Hosting web

Hosting, ¿qué es?

Por hosting web se entiende el servicio de alojamiento de los contenidos de una página o grupo de páginas web en un servidor.

Opciones de almacenamiento

Existen diferentes opciones de almacenamiento o HOSTING que dependen, básicamente, de tres factores: precio, capacidad disponible y tipo de servidor. Veamos cada uno de ellos.

Precio

El precio es el factor primordial a tener en cuenta para este tipo de servicios. Obviamente, si deseas alojar una página web, deberás primero buscar una opción que se adapte a tus necesidades y a tu proyecto. Así, por ejemplo, si deseas llevar a cabo un proyecto para ofrecer servicios profesionales u obtener un beneficio indirecto publicitando algún servicio de pago, conviene que tengas en cuenta que el precio a pagar no puede ser muy elevado. En cambio, si vas a ofrecer dichos servicios directa y exclusivamente a través de internet, tendrás que rascarte el bolsillo para que tu página web esté siempre disponible y sea de la mayor calidad para atraer a tus futuros clientes.

Capacidad disponible

En función del precio que estés dispuesto a pagar y del tipo de contenidos que quieras alojar, necesitarás una mayor o menor cantidad de espacio disponible en el servidor o host donde almacenar tu página web y todos los datos contenidos en ella (ya sean fotografías, videos, programas, archivos o cualquier otro fichero informático). Como podrás imaginar, cuanto más complicada y completa sea la página, más espacio ocupará y, por ende, mayor precio supondrá el alquiler del hosting para ti.

Tipo de servidor

Existen, esencialmente, dos tipos de servidores de hosting web:

a) El primero de ellos, llamado servidor compartido, se refiere a un servicio de alojamiento o hosting web que convive en el que tu página web (o, mejor dicho, tu espacio de almacenamiento) está en un servidor compartido con otros clientes del mismo servicio. Esta clase de servidores, los más económicos, son ideales para blogs, páginas personales y páginas profesionales de información.

b) El segundo, llamado servidor dedicado, se refiere a un servicio de hosting en el que tu espacio de alojamiento reside en un servidor para tu uso exclusivo. Obviamente, el precio de esta clase de servidor es más elevado pero es el más indicado para las páginas profesionales o de servicios porque te garantizarán una atención personalizada y una mayor seguridad frente a los riesgos de internet.

 

Por tanto, mi consejo es siempre sopesar qué tipo de proyecto estás llevando a cabo antes de contratar alguna clase de servicios de hosting, e informarse muy bien de todas las características que el servicio incluye en el precio que te ofrece tu proveedor.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: