hórreos gallegos

HÓRREOS GALLEGOS, ORIGEN Y CARACTERÍSTICAS

   Los hórreos son pequeños edificios destinados a guardar el grano. No son exclusivos de Galicia, pero los hórreos gallegos muestran unas características distintas a las de los graneros de otras partes de España y del mundo. A pesar del abandono de la agricultura en Galicia y por lo tanto la disminución del número de hórreos, éstos siguen formando parte del paisaje de Galicia como uno de sus rasgos más emblemáticos.

hórreos gallegos

   Se cree que el origen de los hórreos gallegos corresponde a un periodo precelta. Hay relatos de escritores hispanorromanos donde los hórreos aparecen mencionados, aunque no dibujados. La representación gráfica más antigua de hórreos gallegos se encuentra en Las Cantigas de Santa María de Alfonso X el Sabio, del siglo XIII. En esa época, los hórreos tenían prácticamente el mismo aspecto que ahora.

hórreos gallegos

   La función de los hórreos es la de secar y guardar el maíz y otros cereales antes de ser desgranados. Los hórreos gallegos tienen básicamente tres partes: la base, la cámara y los ornamentos. La base la suelen constituir unos pilares para evitar la humedad del suelo y para impedir que entren insectos y otros animales. Se accede a la puerta de la cámara mediante una escalera, que puede formar parte del hórreo o ser móvil. La cámara es la parte del hórreo en que se guarda el grano. Hay hórreos gallegos de formas diferentes, pero la inmensa mayoría son de planta rectangular. También son así en el norte de Portugal y algunos hórreos asturianos, aunque estos últimos en su mayoría son de planta cuadrada.

hórreos gallegos

   La cámara de los hórreos va cubierta por un tejado de tejas a dos aguas. Algunas veces el tejado es de pizarra. Es sobre el tejado donde los hórreos suelen estar provistos de algunos ornamentos. El más habitual es una cruz en cada extremo, o una cruz en la parte delantera y un pináculo en el extremo opuesto. Pero algunos hórreos más elaborados cuentan con más pináculos o con otros adornos sobre el tejado, normalmente en parejas simétricas, con formas cónicas, piramidales, y otras formas más o menos elaboradas.

hórreos gallegos

   Los hórreos pueden ser de madera, de piedra o de ambas cosas, dependiendo del grano que va a albergar, de las condiciones climáticas del lugar, del poder adquisitivo de los propietarios, o de su gusto personal. En tiempos recientes también se construyen hórreos de ladrillo. El tamaño de los hórreos también es variable y depende prácticamente de los mismos factores que el material. El hórreo más largo de Galicia es el de Araño en Rianxo, que mide 37 metros.

hórreos gallegos

   Los hórreos gallegos, así como los asturianos, gozan de protección estatal mediante un decreto de 1973. Se intentaba así que no desapareciese totalmente el uso de los hórreos a pesar del abandono creciente de la actividad agraria o, por lo menos, que se conservasen como elemento patrimonial. Algunos hórreos gallegos fueron declarados Monumento Histórico-Artístico, como el conjunto de hórreos de Cambados (Pontevedra), o el hórreo de Santa Comba de Carnota (La Coruña).

hórreo de carnota

 

Créditos fotos hórreos gallegos

1-ZetaBoards
2-Spain Guides
3-Luis Miguel Bugallo Sánchez
4-HombreDhojalata
5-Fco.Javier Crugeiras Sampedro
6-Juan Mejuto
7-Dorieo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: