Siento una profunda tristeza cuando veo las noticias que llegan del hermano paìs de Honduras, y no puedo màs que solidarizarme con su pueblo ya que es inconcebible en nuestros tiempos tener que soportar la toma del poder constitucional por quienes deben usar las armas ùnicamente para la defensa del pueblo y no contra el pueblo. Dentro de la vida democràtica de las naciones constituìdas existen innumerables cantidades de resortes institucionales para resolver cualquier conflicto, sea cual fuere. Desde mi humilde opiniòn es el pueblo quien decide què hacer con sus gobernantes y no instituciones que se erigen de una forma mesiànica a travès de la violaciòn de la voluntad popular. Entiendo los reclamos y el descontento que un pueblo puede tener ante la disconformidad con sus gobernantes, pero no es la forma de la dictadura la que debe solucionar las injusticias. Mi paìs padeciò tambièn èstas cosas y se desangrò la naciòn, las heridas quedan abiertas y los odios y rencores parecen no terminar nunca. Yo elevo mi plegaria para que  ni una sola bala se dispare contra el pueblo Hondureño, por Dios, cordura, diàlogo, paz a mis hermanos de Centroamèrica, el pueblo decide con democracia no con armas ni con crìmenes. Paz en Honduras.

Beto

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: