Homosexualidad

Casi todo el mundo conoce o es amigo de alguien homosexual. Afortunadamente en los últimos años se ha avanzado mucho en el reconocimiento de sus derechos, pero todavía queda mucho por conseguir. 

La orientación sexual de las personas es un tema que siempre ha estado rodeado de polémica. El paso del tiempo, ha sido fundamental para que los homosexuales vean reconocidos la mayor parte de sus derechos, pero todavía hay sociedades que miran a este colectivo con malos ojos. 

La homosexualidad en diferentes países

Poco a poco, ha ido disminuyendo el número de países en los que los homosexuales están condenados a vivir apartados y escondidos, puesto que si se les descubre tendrán que aceptar el castigo que se les imponga. 

En algunos países la homosexualidad no está penada son iguales que los heterosexuales y pueden casarse, tener hijos e incluso adoptarlos. Por el contrario, hay países en los cuales ser homosexual se castiga con la cadena perpetua e incluso algunos van más allá y se les condena a muerte, por el simple hecho de tener otra orientación sexual, algo que en la actualidad es incomprensible. 

Los países que aplican la pena de muerte a los homosexuales son: Afganistán, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Irán, Mauritania, Yemen, Nigeria y Sudán. En gran parte de los países de África, y en algunos de Asia los homosexuales tienen pena de cárcel. 

En otros países como: Islandia, Israel, Hungría, Uruguay y en varios estados de Estados Unidos se admite la unión civil de parejas homosexuales.

Mientras que el matrimonio entre homosexuales está reconocido por la ley en: Francia, Reino Unido, Portugal, Austria, Alemania y España, en este último una parte de la sociedad retrógada del país sigue sin querer admitirlo y se niegan a reconocerlo pese a que el Tribunal Constitucional así lo ha ha hecho recientemente. 

Asumir la homosexualidad 

Cuando una persona homosexual se decide a dar el paso de comunicar la noticia, lo mejor es saber reconocer la valentía que tiene por decirlo abiertamente. 

Se debe reflexionar y ofrecerle todo el apoyo que se pueda en todo momento. 

La orientación sexual de cada uno no tiene nada que ver con los sentimientos que tenga, hay que saber valorar las enormes virtudes que tiene. 

Hay que ser tolerante y estar dispuesto a conocer a su pareja si tiene deseos de que así sea.

Y nunca se les debe obligar a fingir ni pretender que busquen a alquien del sexo opuesto. 

Para concluir, no existe ninguna regla que diga que lo heterosexual es lo mejor, ya que normalmente el homosexual se muestra tal cual es, mientras que el heterosexual trata de fingir lo que no es. 

 

 

 

 

Homosexualidad

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: