Hombres de musgo

En Béjar, un pueblo de la provincia de Salamanca, el Corpus se celebra de una manera muy curiosa. Seis hombres, cubren su cuerpo con musgo recogido en la sierra y salen en procesión por sus calles. 

La manera de celebrar el Corpus en Béjar, resulta muy atractiva. Los "hombres de musgo", recorren en procesión el casco antiguo de la ciudad acompañando al Santísimo, en la procesión también participan los niños y niñas que hacen la comunión ese año y van acompañados de sus madrinas. 

Béjar, está situada a los pies de la sierra que tiene el mismo nombre que la población. 

Procedencia de esta tradición

La leyenda de los hombres de musgo procede del siglo XII y, cuenta que durante la época de Alfonso VII de Castilla, Béjar se encontraba bajo el poder de los musulmanes, durante la reconquista Béjar fue devuelta a los cristianos. La leyenda sigue contando que estos se reunieron en una finca que recibe el nombre de "La centena", allí recubrieron su cuerpo y sus armas con musgo y regresaron a Béjar. 

Son conocidos como los maestros del disfraz

Esta leyenda también circuló por distintas poblaciones de España, pero en la única en la que se sigue manteniendo la tradición es en Béjar. 

Desde primera hora del Domingo siguiente al Jueves de Corpus, se empieza con la difícil tarea de vestir a los hombres que se presentan como voluntarios, se les recubre todo el cuerpo con capas de musgo recogido en la sierra, únicamente se les deja la cara libre. 

Una vez que han terminado de vestirse se unen a la procesión y caminan sobre el suelo cubierto de romero y pétalos de flores. 

Recuerdan la reconquista de la ciudad

Así año tras año, los bejaranos siguen con la tradición de recordar el momento en el que el ejercito cristiano reconqusitó la fortaleza amurallada. Según se cuenta en la leyenda, los atacantes cubiertos de musgo llegaron hastta las puertas de la muralla entraron en su interior sin que los centinelas se dieran cuenta del engaño cuando les abrieron las puertas. 

Cualquier momento es bueno para visitar Béjar, donde además de ver esta curiosa tradición el visitante podrá tener la oportunidad de probar su gastronomia en la que además del embutido, el viajero podrá probar su plato más tradicional el calderillo bejarano. Se trata de un guiso con patatas, con carne de ternera, cebolla, laurel y pimiento rojo. 

Y también podrá ver el río que pasa por la ciudad y que recibe el nombre de "cuerpo de hombre".

 

 

 

 


 


Hombres de musgo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: