Hace algún tiempo me planteé una interrogante ¿Por qué la gente tiende a usar la palabra “hombre” y “varón” como si de sinónimos exactos se tratase? ¿Acaso a alguien se le ocurrió hacerlo de manera ocasional y luego todo el mundo decidió seguirlo?...

Primeramente deberíamos consultar el significado de estas dos palabras para hacernos una idea de donde puede estar el error. Según el diccionario de la RAE la palabra hombre es un término ambiguo, es decir, que posee varios significados, sin embargo las palabras ambiguas poseen un significado primario u objetivo y uno o más significados secundarios o subjetivos. El significado primario de la palabra hombre es: “Ser animado racional, varón o mujer”. Dentro de este concepto la frase: “El hombre descubrió el fuego” no se refiere en sí a que el macho homo sapiens descubrió el fuego de manera exclusiva sino más bien a que uno o varios individuos pertenecientes a la especie homo sapiens sapiens descubrieron el fuego indistintamente del sexo al que pertenecían. Bajo esta apreciación todos los seres humanos serían hombres tanto machos como hembras. En sí, el término “hombre” puede usarse para ambos sexos de la especie humana.

¿Y la palabra varón? Pues según la RAE varón significa ni más ni menos que: “Persona del sexo masculino”. Entonces queda claro que cuando nos referimos al macho homo sapiens sapiens lo correcto sería llamarlo varón y no hombre de manera exclusiva puesto que deberíamos decir entonces “varones y mujeres” (o viceversa, si la caballerosidad nos precede) y no “hombres y mujeres” ya que según los significados anteriormente mencionados esto estaría en contradicción con las definiciones de la Rae.

Ahora bien, si revisamos el significado secundario de la palabra “hombre” encontramos que esta nos dice que también puede significar: varón (persona del sexo masculino). Por lo tanto “hombre” y “varón” pueden usarse como sinónimos. El problema de esta conclusión vendría a ser la correcta identificación de cuando usar “hombre” y cuando es mejor usar “varón”.

Sin lugar a dudas la palabra “varón” debe ser utilizada como único antónimo de mujer, tanto varón como mujer se refieren a géneros (masculino y femenino) y no a sexos (macho y hembra). Recordemos que el género es una construcción social, a diferencia del sexo que es determinado de manera biológica. Entonces un individuo homo sapiens sapiens es en definitiva un hombre, que puede ser macho (hombre macho) o hembra (hombre hembra) y a la vez pertenecer a un género masculino (varón) o femenino (mujer).

En contraparte la palabra “hombre” engloba a todos los individuos de la especie humana: varones, mujeres, niños y ancianos. Entonces, es importante comprender que al igual que con otras especies nuestro idioma usa uno de los dos géneros lingüísticos para referirse a un individuo de una especie determinada sin importar el sexo. Es por esto que en la especie humana se usa el término “hombre” como genérico para todos los individuos homo sapiens sapiens en donde a pesar de que la hembra posee su propia denominación (mujer) esta no deja de ser un hombre (hombre hembra) en cuanto a definiciones biológicas se refiere.

Este tipo de concordancia idiomática - biológica se aplica también para otras especies animales como es el caso de los caballos en donde se usa el nombre del macho (caballo) como genérico para identificar al individuo de la especie equus ferus caballus independientemente de su sexo, aunque a su vez la hembra posee su propia denominación (yegua) sin dejar de ser por esto un caballo (caballo hembra).

Cabe recalcar que el idioma español no solo se limita al uso del masculino como genérico de los individuos de todas las especies sino que también es muy común el uso del femenino en muchos casos para referirse a algunos animales indistintamente del sexo (la vaca, la hiena, la araña, la mantis religiosa, la ostra, la hormiga, la marmota, la zarigüeya, la musaraña, la cobaya etc.)

Volviendo a la palabra “hombre”, la misma puede usarse como sinónimo de varón solo cuando a seres humanos adultos se refiere. A pesar de que un niño de sexo macho y género masculino (varón) pertenece a la especie homo sapiens sapiens (hombre) este no es considerado como tal hasta que llega a la madurez. Algo parecido pasa con los caballos que mencioné anteriormente, los cuales son llamados “potros” cuando son muy jóvenes.

L.M

Imagen de referencia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: