fotografiat

Inmigrante italiano, Vicenzo Peruggia pintaba casas para poder subsistir y también realizaba ciertos trabajos de carpintería en un París de principios de siglo donde por su condición de pobre y de italiano tuvo que escuchar frases como "sucio macarrón" entre otras muestras de racismo a los que eran aficionados los franceses en aquellos tiempos. Tal vez le vino un afán de venganza o puede que lo único que pretendía era llevar a la Gioconda a Italia que era la tierra donde Leonardo da Vinci la había creado.

fotografia

Ocurrió que este hombre fue contratado por una empresa que a su vez fue contratada por el Louvre para cambiar las cubiertas de cristal que protegían algunas de la obras exhibidas. Corría el año 1911 y el 23 de agosto de este año ha quedado en la historia de los más insólitos robos de arte que se han dado en el mundo. SAl terminar la jornada Vicenzo pasó entre un montón de trabajadores y guardas de seguridad del Louvre y nadie se percató de que este humilde trabajador se llevaba la Gioconda 

fotografia

fotografia

Durante las investigaciones nadie reparó en Vicenzo pues lo consideraban de insignificante personalidad y nadie hubiera podido pensar que a pocos metros del Museo del Louvre, el lienzo tan famoso estaba enrollado cuidadosamente en un rincón del armario del italiano. Las investigaciones fueron extensas y profundas y hasta Pablo Picasso fue detenido como sospechoso y tuvo que declarar y demostrar su inocencia ya que tenía antecedentes por haber comprado arte robado.

fotografia

Durante los dos años que siguieron, Vicenzo intento vender el lienzo a museos y galerías de arte pero todos se negaron a comprarlo pensando que era una copia falsa. Finalmente la galería Uffizi de Florencia le compró el lienzo pero al mismo tiempo avisó a la policía y Vicenzo fue detenido. En su defensa alegó que lo que pretendía era que la obra regresara a su verdadera patria. Antes de su regreso a Louvre la obra se exhibió en roma, en Milán y en Florencia y el hombre que se atrevió a robar la Mona Lisa pasó un año en la cárcel. Una ves aclarado el robo, muchos pintores y expertos en arte dudan de que este cuadro sea el original puesto que en estos dos años que estuvo desaparecido, pudo haber sido copiado y que el original podría estar en poder de algún fanático coleccionista de arte.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: